Un Tablón de Anuncios en el Sitio-34
Puntuación: +20+x

"¡Atención!", gritaba un hombre con pintas de general de rango importante de un ejército sin bandera en medio de una habitación llena de hombres y algunas mujeres, quienes respondían a su llamada poniéndose de pie en una fila frente a él. "¡Inspección de oficinas! ¡Quiero a todos en vista de mis hombres mientras reviso las inmediaciones!"

"No tiene por qué gritar, señ—", era interrumpido el Dr. Petrocchi. "¡Gritaré todo lo que me plazca! ¡Así se me enseñó y yo aprendí! ¡Y a ustedes se les ha enseñado a escuchar cuando se les habla! ¡Parece que alguien no aprendió muy bien!", no paraba de escupir saliva al hablar frente al pobre doctor.

"Psst", susurraba nervioso el Dr. Von Braun a su colega el Dr. Castillo, "¿Diste vuelta el tablón?"

"¿El tablón? No, no me tocaba a mi", se limpiaba las manos Castillo.

"Mierda, es por eso que les digo que tienen que organizarse mejor para estas cosas, que luego a los que les toca ni se enteran", susurraba furioso el Dr. Merlín desde la izquierda de Braun

"¿Qué día se supone que es hoy? ¿Viernes?", preguntaba Braun

"Si, viernes. Viernes de jodernos todos", respondía Merlín

"¿Viernes? Mierda, Merlín, los viernes son tuyos", contestaba razonablemente enojado Castillo

"¿Ya entiendes mi punto?", se excusaba el Dr. Merlín

"¡Dios santo! ¿¡Qué le han hecho a este tablón!?", interrumpía con sus ya característicos gritos el General los susurros en la habitación


The%20Minuteman.jpg

"¿¡Quién hizo esta basura!?"

"Yo, señor", respondía sin temor el Investigador Lucrecio Orontius, dando un paso frente a la fila

"¿¡Qué acaso usted no sabe qué está ensuciando la buena imagen de una figura política importante para muchos de nosotros!?"

"Si, señor, lo tengo muy en claro. Y me enorgullezco de ello"

"¡Me lo quita inmediatamente! ¡Esto es un insulto para las buenas costumbres de nuestra Fundación! ¿¡Qué acaso no aprendió nada en las Charlas de Unión del Personal que se les dan a menudo!?"

"Si, señor, ya voy"


Marw.jpg

"¿¡Qué clase de nena debilucha escribió esto!?"

El General no recibió respuesta de parte de los doctores. En cambio, se encontró con un gato gris acercándose a su posición. El gato se detuvo frente al General, se sentó, sin quitarle los ojos de la vista, y le regaló un maullido.

"¿¡Qué hace este animal de abuela aquí!?"

"Discúlpelo, General. Fue el gato quien lo hizo", decía dando un paso al frente el Dr. Borja. "Él es marw"

"¿¡Y usted me va a decir que un gato pegó esta mierda esperando que me crea esa basura!? ¿¡Qué clase de respuesta es esa, Dr. Borja!? ¡Me esperaba más de un doctor de su postura!"

"No es un gato nor—"

"¡Se me calla y me explica qué es esta cosa!", apuntaba al afiche del concierto de al lado


Morhadow.png

"¡No solo tuvo la indecencia de pegar un afiche de una organización anómala de la que no se tiene registro alguno, si no que también tuvo la cara dura de poner una nota firmada encima! ¿¡Además que es esa mierda del fin del mundo!?"

"Guitar-Heads sigue en papeles, pero buscan la confianza de La Fundación. Lo del fin del mundo es una creencia Quintista. Pensaría que alguien de su postura ya sabría esto."

"¡No me venga a hablar de esa manera, Borja! ¡Me quita estas mierdas de mi vista!"

"Si, señor"


Braun.png

"¡Doctor Von Braun!"

"¡Mierda!", exclamaba a su llamado el Doctor.

"¡Me explica esta mierda o le saco la explicación a golpes en la mandíbula!"

"Bueno, me llegó un correo de cierta página con una promoción especial, y no me gusta desaprovechar oportunidad—"

"¡No me cuente su vida, Braun! ¡Me explica por qué lo pegó aquí!"

"¡Es que no me dejan pegar nunca nada! Todos tenían cosas y yo también quería participar. Solo hasta unos semanas me dejaron pegar este"

"Está vestida", susurró, casi por inercia, un investigador que se escondía bajo un escritorio fuera de la vista del general para evitar el cansancio de estar de pie tanto tiempo

"¿¡Quién dijo eso!?"

"Creo que fue—"

"¡Usted se me calla y retira esta mierda de mi vista, Braun! ¡Si no fuera porque me recordó lo de la pizza a las doce me lo llevo con mi superior!"

"Si, señor"


Alkenoc.png

"¿¡A qué va esto!?"

"La verdad no lo sabemos, señor. No estamos seguros de quién lo pegó, ¿sabrá algo usted?"

"¡A mi no me responde una pregunta con otra pregunta, Borja! ¿¡Además no le mandé a desechar algo!?"

"No está tan lejos el basurero, señor"

"¡Me aprovecha entonces su eficiencia y me raspa este sticker fuera de aquí!"

"Si, señor"


Ritsukio.png

"¿¡Y esta auto-felación!?"

"M-mía, general", respondía temeroso el Dr. Ritsukio

"¿¡Y usted quien es!? ¿¡Qué clase de novato recluta tengo en frente!? ¡Preséntese!"

"S-soy, Ritsukio, señor", decía dando un paso en frente. "No llegué hace mucho. Estoy aún aprendiendo de documentación SCP con los demás docto—"

"¡No me importa! ¡Solo me importa ver esta mierda fuera de mi vista!"

"S-Si, ¡si! ¡si, señor!"

"¡Y se me baña de paso!"


8ball.png

"¿¡Qué acaso tengo niñas de doce años trabajando aquí!? ¿¡Quién es Petro!?"

"Yo, señor", daba un paso al frente el Dr. Petrocchi

"¡Con esos brazos huesudos no me sorprende que se le trate de marica!"

"No tengo tiempo para esas cosas, señor. Estoy ocupado con una investigación. Estaba trabajando con un canadiense en una nueva teoría sobre para-tecnología basada en el campo antimemético. Por lo que entendemos, podríamos ser capaces de—"

"¡Su mierda científica no me importa! ¡Saque esta basura de aquí!"

"Pero, ¡pero yo no pegué eso!"

"¿¡Acaso le pedí su opinión, soldado!?"

"¿Acaso yo le pedí la suya?"

"Hazle caso, Petro, acuérdate"

"Pero, Borja", se interrumpe a sí mismo Petro con un suspiro, "Olvídalo. Si, señor, ahora lo quito"


Riyer.png

"¿¡Qué es esta sarta de mierda zoofílica!? ¿¡Qué clase de soldados raros me mandaron a vigilar!?"

"Señor, Agente Collazos, señor", respondía la agente dando un paso en frente

"¿¡Qué clase de tarado permite pasar sobre el muro a una recluta del tamaño de una hormiga!?"

"Merlín, señor"

"Cumplió con lo básico de su prueba. Yo solo hago cumplir lo que me pidió. Usted la creó así que si le molesta recuerde que es su culpa", se encogía de hombros el Dr. Merlín

"¡Muro de Merlín mis pelotas! ¡Esa prueba debe ser re-evaluada y pronto! ¡Como sea! ¡No me importa como llegó usted aquí! ¿¡Cómo llegó esta mierda aquí!?", decía el General picando con la punta de su dedo repetidas veces el recorte de revista con el caballo sonriente en frente

"Yo fui quien lo pegó, señor. Me parecía bonito, señor"

"¡Bonita la fractura en la clavícula que te dejaré si no sacas esta mierda de aquí! ¡Ya habíamos hablado de su extraña relación con los caballos, agente!"

"Si, señor. No se repetirá, señor"


Heimdall.png

"¡Dunwich!"

"Señor", decía un despreocupado Dunwich mientras daba un paso frente a la fila

"¿De dónde sacaste esto, Dunwich?"

"De una serie de notas que me trajeron unos colegas cuando destruyeron un campamento de mapuches anartistas en la araucanía"

"La wea, como que en serio dice Tula, jaja"

"Si, jaja"

"Bueno, ya. ¡Ya! ¡Me quita esta mierda de aquí, Dunwich!"

"Si, señor"

"Y acuérdese de la junta del finde, le tocan las cervezas"

"Si, jaja, ahí le veo"


Afiche-Sin-Logo.jpg

"Hmph, bueno, esto… esto no está tan mal"

"Podría inscribirse, General", recomendaba el Dr. Jakuwoski mientras se acercaba al hombre

"No lo sé, me gustan los juegos, pero no creo que sea tan divertido y seguro como suena"

"Uno nunca sabe, General. Tal vez podrían asignarle alguna misión interesante. Quizá ver a gente experimentada en cierto ámbito y, ¿por qué no? Jugarse una partida online con los amigos. ¿Acaso no le da curiosidad?

"Si, un poco… Eh, ¿¡Quién es usted para hablarme en ese tono!? ¡Tampoco le he dicho que se acerque a mi!"

"Ah, disculpe, señor", se alejaba el doctor, reintegrándose en la fila

"¡Ahora se me acerca aquí y me quita este afiche de la vista!"

"Pero, señor, acaba de decirme que me ale—"

"¡Usted hace lo que yo le diga!"

"Está bien, señor", decía Jakuwoski, retirando el afiche y dirigiéndose al basurero

"Pensándolo bien", detenía poniendo su mano en el hombro del doctor, "démelo, yo lo tiraré luego por allí"


Sau-VS-SdR-1.jpg

"¿¡Qué clase de fracasado pegó esta mierda aquí!?"

"Todos, señor", respondía Borja, apenas regresando de lavarse las manos tras raspar el sticker

"¿¡Todos!? ¿¡Qué clase de respuesta es esa!?"

"¿Donde reside su voluntad, General?", se adelantaba en la fila el Dr. Lucrecio

"¿Está del lado correcto, General?", decía mientras raspaba el sticker el Dr. Petrocchi

"Alabad a Saugonzo. No adoréis al Falso Traductor. No adoréis a San—", era interrumpido Borja

"¡N-no, por favor! ¡No será necesario! ¡Ya lo quito!", se apresuraba a retirar el afiche el Dr. Petrocchi


Prox.png

"¿Eh?"

"No estoy seguro de quien habrá pegado eso ahí, señor", decía el Dr. Von Braun

"Supongo alguien interesado en poner un afiche en un futuro", añadía el Dr. Merlín

"¡Una tragedia evitada!", quitaba sin delicadeza la nota el General, convirtiéndola en una bola de papel y guardándosela en el bolsillo


WeMissYouLaSAga.jpg

"No lo entiendo"

"Nadie lo entiende, General", decía Dunwich, poco después de volver a ingresar a la gran habitación. "Pero no puedo evitar sentir que extraño a alguien cuando lo veo. A algunos otros también les ha pasado"

"También me pasa. Como si alguien importante ya no estuviera…"

"Si…"

"¡Quiten esta mierda! ¡Puede ser anómala!"

"Ahí voy, General"


Logo.png

"¿¡Qué tarado recogió esta basura de la calle y la colocó en el tablón!?"

"Yo, señor", dio un paso en frente el Dr. Yerko

"¿¡Qué carajos es esto!?"

"Un recordatorio de un pasado. Uno que para algunos es sucio, y tal vez tengan algo de razón, pero es uno que no puedo dejar de atesorar"

"¡Le pedí explicaciones, no que llorara en mi cara! ¿¡Y quién es usted!? ¡No recuerdo haber visto su sucio rostro por aquí antes!"

"He estado siempre aquí, observando, lejos. No hace mucho fue que el destino me pidió acercarme más, y atendí a la llamada. Algunos se decepcionan por mis acciones, otros me acompañaron. ¿Yo? Yo no puedo dejar de pensar que fue la decisión correcta por cada día que paso aquí. A veces cuando la luz del Sol ilumina por mi venta—"

"¡Ya me cansó su estupidez! ¡Me quita su mierda de logo sucio de aquí y rapidito! ¡Pomposo!"

"A la orden, señor"


Vlank.jpg

"Su última misión… También me pregunto qué habrá sido de ella. Este pueden conservarlo"


La inspección duró varios minutos más. Todo el resto de afiches, recortes, stickers y peluches tuvieron que ser quitados. Un afiche de un hombre de sombrero de copa alto rojo, visores amarillos y abrigo carmesí, fuera. El recorte de un periódico de una dimensión que sufría de Mascarada Rota informando sobre la entrega del Premio Nobel de la Ciencia a un tal Dr. Reach, al incinerador. El sticker de una tortuga amarilla extraña en un caparazón rojo con muchos agujeros, raspada fuera. El peluche de una araña de siete patas, a la trituradora. Una espada en miniatura, a la fundidora.

Al final del día, el tablón de anuncios quedó con el primer afiche alguna vez pegado en este, limpio y reluciente en el resto de lados. Acompañado solamente por el afiche de advertencia de no colocar más objetos no relacionados al trabajo allí, con un multa de 100 dólares por centímetro cuadrado.

El tablón de anuncios ya nunca volvió a ser utilizado como antes


"Qué día más largo", suspiraba el General, sentado en el escritorio de su pequeña oficina de paredes limpias. "Esta gente no sabe lo que es la seriedad en el trabajo"

Apretó el botón en su computadora y abrió las persianas de su cortina, solo para dejar pasar los últimos rayos de un Sol que agonizaba. Los primeros latidos de una computadora que se encendía podían oírse mientras el General volvía a tomar asiento

"Irresponsables. Faltas de respeto. Atentados contra la moral. Comentarios racistas. Apologías a la violación. Tratar el cuerpo de una mujer como un objeto. Mentir sobre el viernes de pizza", decía mientras tecleaba en su computadora, solo para ser interrumpido por un golpeteo en su puerta. Suspirando una vez más, el General se levantó de su asiento y abrió la puerta.

Se trataba del Dr. Merlín, acompañado por el Dr. Von Braun y el Dr. Castillo. El Dr. Castillo le dio un par de palmaditas en la espalda al Dr. Merlín en un gesto para que comenzara a hablar.

"General, sé que esto no es importante en lo absoluto, ni que influirá en nada. No es un intento para que reconsidere sus acciones pero… creemos que es importante pedirle perdón. Ha hecho un buen trabajo por nosotros, se ha hecho amigo de varios, defendió a un par con anterioridad, y aún así le hemos fallado. Fallado otra vez. Solo quiero decir que, en nombre de todos, nos disculpe. Y si este es el adiós, muchas gracias por todo. Me gustaría decir que lo recordaremos, pero nos será imposible. Cuídese", dijo cerrando la puerta y retirándose junto a sus compañeros poco después. Uno de los doctores pudo oírse quebrarse a llorar más lejos en el pasillo.

El General se quedó unos momentos mirando la puerta, y luego procedió a sentarse.

Con sus manos sobre el teclado, pero sin tocarlo, se quedó mirando todo lo que había escrito por unos segundos. Suspiró, y lo borró todo. Comenzó de nuevo.


Para: O5-2 (pcs.reesrevo|2-5o#pcs.reesrevo|2-5o)

De: Dr. Reach (pcs.noicadnuf|43-lareneg-rotcerid#pcs.noicadnuf|43-lareneg-rotcerid)

Asunto: RE: Despido Masivo por Negligencias en el Sitio-34


Muchas gracias por sus preocupaciones al respecto. He leído atentamente su propuesta y observado cuidadosamente los expedientes de todos los reemplazos que preparó para mi. Todas son personas con un historial increíble y con futuros claramente brillantes. Con ellos el Sitio-34 podría llegar a ser fácilmente uno de los mejores de este lado del mundo.

Pero no puedo aceptarlo.

No niego que mi equipo ha ido varias veces en contra de las reglas impuestas por las sabias y experimentadas personas que son usted y su gente. Todas estas personas que usted me ofrece son increíbles, insisto, pero no las puedo aceptar. No las necesito. Ya tengo un equipo. No es el mejor del mundo. Tampoco el más capacitado. Y a veces rompen un par de reglas.

Pero hemos logrado cosas increíbles aquí, y siempre lo hemos hecho juntos. Y es así también como seguiremos intentando hacer de esta región una de las mejores y más importantes. Juntos.

Es así como será siempre.

El General envió el mensaje sin titubear inmediatamente tras escribirlo. Se inclinó en su silla, y comenzó a revisar uno de sus bolsillos. Sacó una bola de papel amarilla de su bolsillo y la abrió. Era una nota que decía 'Próximamente'.

"Próximamente será nuestra hora de brillar", sonrió.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License