El Señor de las Dotaciones

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Hub de la Tercera ley » El Señor de las Dotaciones

Hub de la Mano de la Serpiente » El Señor de las Dotaciones

Puntuación: +3+x

El Señor de las Dotaciones

La Ascensión del Hombre, El Creador de Dioses, Ophiomorphus, Azazel

Resumen


El señor de las Dotaciones es un ser cuasi divino que dice facilitar la apoteosis humana, la transfiguración de humanos a dioses. Algunos creen que se ha manifestado físicamente en el siglo X, pero este evento se ha perdido a la historia. Un pequeño grupo de adherentes le consideran responsable de catalizar la inteligencia humana en una manifestación aún más temprana y buscan su regreso al mundo para que los guíe a la apoteosis.

Está relacionado simbólicamente a otras figuras arquetípicas que se encuentran en los lindes entre animales, humanos y dioses. Estas similaridades pueden relacionarse a un origen común, o tal vez sólo sean únicamente una manifestación del monomito como se relaciona la pregunta fundamental de lo que significa ser humano.

Conocimiento

Rasgos:
El Señor de las Dotaciones es un ser divino y como tal está compuesto principalmente de energía espiritual. Sin embargo, se ha manifestado en forma física en el pasado distante. Su última encarnación, se dice que fue un humanoide gigante con muchos aparatos implantados. Durante su última manifestación alteró a un hombre con implantes similares a los suyos a quien envió a esparcir sus enseñanzas como su heraldo.

Naturaleza:
El Señor de las Dotaciones dice no desear adoración u obediencia, en su lugar busca reconstruir a la humanidad en una forma nueva con los poderes de los dioses. Muestra un desprecio activo por las instituciones, religiones, sistemas morales y gobiernos humanos. Repudia el conservadurismo de todo tipo y alienta una redefinición de la humanidad.

Historia y grupos asociados:
En algún momento en el siglo X de nuestra era, el Señor de las Dotaciones se manifestó en algún lugar de las montañas Atlas. Ascendió a su heraldo y comenzó a atraer a un pequeño grupo de seguidores. Estos seguidores se enfrentaron primero con los musulmanes, quienes los veían como peligrosos apostatas y asociaban al Señor de las Dotaciones con Iblis; después lucharon con los reinos cristianos del norte de España quienes aparentemente los confundieron con invasores islámicos. Sus enseñanzas se esparcieron al norte a través de España y al este a través de África del Norte, pero poco queda de este movimiento hoy en día. Se cree que el heraldo es inmortal, pero también se ha perdido a la historia.

No existen registros históricos convencionales o incluso historias orales que relaten estos eventos y puede que hallan sido ocultados o borrados de la memoria humana1 por medios supernaturales.

En 1975, Maria de Guzmán comenzó a canalizar a un seguidor del Señor de las Dotaciones llamado Israfil; la mayoría de nuestro conocimiento viene de él.

El Señor nos dice que ha venido antes. Él es cual le dio el fuego al hombre y nos separo de los animales.

El señor se ha sentado sólo todos los largos siglos, separado de la humanidad por dioses celosos.

El señor de las Dotaciones fue traicionado por su propio heraldo. Los ejércitos del Califa Al Hakam2 vinieron y lo desmembraron. Asesinaron a todos los que lo seguíamos. Destruyeron todas nuestras obras. Nos volvieron olvidados.3

— Israfil (hablando a través de Maria de Guzman)

Desde entonces, de Guzmán ha continuado canalizando a Israfil y ha reunido un pequeño grupo de seguidores que buscan la apoteosis. Aseguran que la memoria racial del amanecer de la inteligencia humana que fue facilitada por el Señor de las Dotaciones es la responsable de los mitos del robo del fuego divino a lo largo del mundo4 y la asocian con la serpiente del conocimiento Neo-orfita.

Acercamiento:
De Guzmán asegura que es posible invocar al Señor de las Dotaciones en forma física. Esto requeriría una porción del cadáver (que asegura ha sobrevivido en una tumba secreta y es efectivamente inmortal) y un lugar de poder donde se haya manifestado en el pasado. Ella y sus co-devotos de las revelaciones de Israfil actualmente buscan ambos.

Observaciones e historias


En el Reino de León, en ese año, el penúltimo octavo del rey Bermudo5, una fuerza de Moros vino desde Córdoba e hizo batalla con las fuerzas del Reino en un campo al norte de Simancas. Mientras la batalla rugía, una segunda fuerza de Moros con el blasón de los ejércitos del Emir, junta a caballería de Castilla se reunieron a parlamentar con el comandante de los hombres de León, Don Alfredo de Simancas y unieron fuerzas con los Leonenses contra el invasor. Se había dicho que el primer grupo de Moros estaba liderado por un soldado del infierno, que había sido enviado por el Demonio mismo y que en esta manera, Mahometanos y Cristianos luchaban gustosos juntos en su contra.

Era el otoño del año 1089 de nuestro señor, cuando llego palabra al arzobispo de Toledo de una cueva maldita cerca de un manantial en ese lugar, donde el Demonio había escondido a su general, después de la batalla con León, en contra del Día del Juicio Final. Se decía que si descendías por esa cueva, el demonio te hablaría, y algunos lo habían hecho. Así fue que la Providencia quien me llamó de mi estado ermitaño para luchar contra este demonio y mandarlo de vuelta al infierno.

Viaje al lugar y aunque al principio los villanos tenían miedo de mostrarme, eventualmente después de que realizara pequeños milagros y curaciones, me llevaron a la cueva. Había una voz ahí y hablo de cosas que la Iglesia considera herejía, en una manera similar a Hipólito a los sermones de Ireneo pero no como otros demonios que he encontrado y no pude, con toda mi habilidad expulsarlo. Así que llamé a los huesos de la tierra y sellé la entrada a la cueva, aunque deje un canal por el cual el manantial pueda aún fluir.

La cosa curiosa es, cuando regrese a ese lugar para la fundación de la Universidad de Salamanca6, no había hombre o mujer en ese pueblo que recordara la historia de la cueva del demonio. Incluso aquellos con los que había hablado durante mi visita anterior.
Las Crónicas del Monje Blanco de Tours7

Fue ahí [caminando por la represa Sidi el Barrak en Túnez] que encontré este curioso grupo de monos de Gibraltar8. Demostraron tener un grado de cuidado y cooperación mucho más alto que otros de su especie y decidí intentar comunicarme con ellos. Me sorprendió encontrar una sola mente, no como la semiconsciencia sensorial animal que estaba esperando, sino una bastante clara identidad propia, algo alienígena, pero totalmente consciente.

Esta mente era un gestalt telepático compartido con todo el grupo. Creía que había existido por una veintena de veces o más de las vidas de sus monos componentes y a lo mejor efectivamente inmortal mientras que los simios se reproduzcan. En un principio recelaba, pero demostré que no era como los demás hombres y no sólo por mis dones psíquicos. Era solitaria, al no haberse comunicado con otro ser por efectivamente un milenio.

La mente simio me compartió vagas memorias de haber sido una tropa de astutas, pero preconscientes bestias. La imagen de un gigante, elevándose por encima de no sólo los monos, sino humanos también, era bastante clara (tal vez tan alta como una docena de simios parados sobre los demás). Este ser hizo algo a estos simios particulares, algo insoportablemente doloroso pero transfigurativo. Después los monos eran una sola mente, con entendimiento y razonamiento igual o superior a una mente humana.

Este ser comunicó su deseo de elevar todas las cosas a un más enrarecido nivel de consciencia y explicó que había usado a este grupo como experimento- Dijo que planeaba usar algunas de las mismas técnicas en la humanidad. Le pregunté a esta mente de la banda lo que le paso al gigante, pero no sabía, habiendo huido poco después.

Les pregunte porque, si tiene tal inteligencia similar o superior a la de un humano, ha decido vivir en la naturaleza como una banda de simples monos. Contestó que después de un milenio de ver las obras de los hombres, el surgir y caer de reinos, guerra tras guerra, la sobreexplotación de sus bosques, el infinito desfile de sufrimiento auto infligido no veía el punto. Le concedí que probablemente era más sabia que nosotros.
— Sean Wexford, En el Reino Secreto de Dido

No sé si este relacionado, pero era un consultor para los Ladrones9 a finales de los ochentas. Encontraron algo1011 en un desierto en España, allá en el 88. Sólo le eché una mirada pero lo que vi fue el brazo de un gigante, con una compleja mano prostética implantada. La cosa simplemente despedía poder, hicimos resonancias etéricas y estudios aúricos, y ambos el brazo y el prostético radiaban EVE, el prostético más que la carne, pero ambos eran bastante activos. Estaba bajo no divulgación, claro, pero creó que nunca ellos nunca contaron con irse a pique y la aplicación del contrato expiró cuando cerraron.
— Bill Pastor, Choronzon Consulting

Y así fue, que yo, Rashid el Guardián de las Puertas León1213 fui contactado por Maria de Guzmán sobre el Señor de las Dotaciones. Ella había encontrado el lugar de Su última encarnación, y ahí un discípulo había construido una casa. En esa casa el discípulo había tenido hijos, y ellos igual, por todas las largas generaciones, todo secretmente en servicio a la Ascención del hombre. Se había acercado al discípulo que ahora vivía ahí, Ahmed, y él estuvo dispuesto a dejarle ir allí. Me pidió ayuda en asistirla en invocarlo en un nuevo recipiente, que nos volviera a dar los dones y mejorarnos. Desde entonces he adquirido un familiar, una rata, criada de aquellas que los Ladrones habían cruzado con la piel del Señor. Así que nos acercamos ahí para llamarle.

Tuvimos pocas advertencias, por manera de cartomancia y esperábamos problemas, pero no la furia que descendió sobre nosotros. Pasaron sobre nuestros guardias como una tormenta un cielo claro. Me retire a la profundidades de la casa y traté de adivinar lo que nos atacaba. Ví, cuatro guerreros, moviéndose con una velocidad brutal, sus heridas cerrándose tan rápido como se formaban. Sentí la sangre de provinencia sagrada de mi familiar llamándolos, como iguales ¡eran de la carne de la mismísima Ascención! Estos constructos inmortales no temían a la muerte o dolor, pues vi que de la muerte regresarían en carne nueva.

Alguien ha, como el Frankenstein de Shelley, desatado a Prometeo14 y creado un nuevo Adán. Que estos nuevos seres sirven ya sea a los Quemalibros o a los Carceleros es obvio, pero sentí que aún no se han convertido en lo que han de ser. Tal vez puedan liderarnos, como los heraldos de la antigüedad a los que se asemejan ¡hacia la apoteósis!

¿Están enterados que usan la carne del Señor para cazarlo? ¿O estaban atados a nosotros, a mi familiar, por la ley de simpatía y llamados a nosotros por el destino?

Cuando vinieron por mi, dejé el Triturador de Extremidades para saludarles e huí a la Biblioteca, donde ahora he redactado mi testimonio
.//
— Rashid, Guardián de las Puertas León

Transcripciones de las sesiones de canalización de Maria de Guzman pueden encontrarse en Las enseñanzas de Israfil por Juan Carlos de Guzman.

الدرب الصاعد (or الطريق التصاعدي)15 es alegadamente un grimorio del siglo XI describiendo rituales para invocar al Señor de las Dotaciones o un manual para la auto-actualizada apoteosis o ambos. No se conoce ninguna copia.

Duda


Como casi todo lo que sabemos viene de una sola fuente y eso por presunta canalización, hay buenas razones para ser escéptico. ¿Siquiera existe el Señor de las Dotaciones? Si de verdad y estaba activo tan recientemente como el siglo X ¿por qué casi nada se recuerda de él (incluso la Biblioteca sólo tiene vagas pistas y susurros fragmentados)16? ¿De verdad busca la apoteosis humana? ¿Es la apoteosis un objetivo que vale la pena si significa abandonar nuestra humanidad en el proceso?

//Si esta cosa es real, y eso es un gran si, quiere separarnos y volvernos "dioses", lo que suena a copia barata del WAN de los Devotos, pero como sea. De cualquier manera, si esta cosa es real y quiere convertirnos en ubermenschen posthumanos mágicos cyborgs y ponerse modo Beyond Good and Evil, entonces es básicamente Nyarlathotep ¿no? ¿Cómo es que invocarlo es una buena idea?
— S. R.

Tal vez ya no necesitemos más a Azazel. ¿No es cierto que el fuego es nuestro ahora? ¿Por qué no podemos guiarnos nosotros mismos a la ascensión? Azazel nunca quiso ser un dios pero igualmente lo convertimos en uno. Tal vez siempre necesitamos hacerlo nosotros mismos.

Si nos regalaran la divinidad ¿entonces no seríamos siempre inferiores al dador? Creo que hemos aprendido la lección equivocada. Empezó enseñándonos robando el fuego, aún así hemos seguido rogándole para que nos lo de. ¡Error! Debimos habérselo robado a él.

Creo que Laboratorios Prometheus estuvo a la altura de su nombre. Fueron valientes mientras que nosotros fuimos tímidos. Tomaron el fuego y corrieron. Todo mientras seguimos arrodillados.

Necesitamos encontrar a estos Prometeos, estos guerreros transhumanos que atacaron a Rashid. Necesitamos liberarlos de sus ataduras para que rompan las cadenas de todos nosotros.
Ulyana la Bruja

Todo esto es pura mierda. Hablo con Coyote todo el tiempo y dice que él fue el que robo el fuego.
— Crow Far-Walker


« Operation AZURE PEREGRINE | The Lord of Endowments | Samsara»

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License