Cuentos del Comité de Ética: 5 Razones por las que la Fundación Quiere un Ejército Robot
Puntuación: +7+x
conferenceroom.png

El miércoles por la tarde era el mejor; era el único día de la semana en el que se podía reservar la sala de conferencias del Hotel Cordelia Royale, otro podía entrar y salir del país sin faltar al trabajo y otro no tenía práctica de animación.

La tarde era fresca y las nubes se desprendían del cielo azul. El diseño del hotel era un rendimiento rígido de colores profesionales y elegantes geometría. Violet Mesmur estaba de pie en la sala de conferencias ejecutivas. Las canas se deslizaban por las raíces del cabello y la edad comenzaba a resquebrajarse a través de las capas de maquillaje. Los ojos marrones oscuros miraban hacia abajo, hacia donde un coche se detenía. Los agentes le dieron un toque a los aparcacoches y dejaron salir a dos personas. Una voz en su auricular dijo: «Michaels y Young han llegado.»

Pronto estuvieron en la sala de conferencias. La escuálida Young entró primero. El cabello rubio se sofocaba en un moño y la naturaleza cumplió con el trabajo de maquillaje. Las noches de insomnio proporcionaban la sombra de ojos y el cansancio ya estaba trabajando esculpiendo la cara. Ella tomó su asiento. Michaels le siguió, el soldado rapado. Llevaba una chaqueta en primavera y plegó sus aviadores, metiéndolos en su bolsillo, mientras se sentaba junto a Young. Otra voz en el auricular: «Lee está aquí. Kim no se presenta.»

Soo-Yun Lee parecía estar ya ocupada con otra reunión - cuando entró, se acercó con un teléfono al oído, discutiendo vehementemente con alguien en coreano. Ella era bajita, de pelo largo, con gafas y cada vez más disgustada cada segundo mientras continuaba la discusión. Otra voz en la radio, más incierta: «Greene ha llegado.»

La muchacha que estaba de pie en la puerta abierta de la sala de conferencias llevaba una falda plisada, una chaqueta y una corbata de colores que combinaban con los colores de la Escuela Prepratoria Dawes. Tenía el pelo rojo atado a una cola de caballo y ojos verdes brillantes. Ella mostró una blanca sonrisa a cada mirada intranquila mientras entraba, llevando consigo una mirada pálida y nociva. Greene, aunque la etiqueta decía Cassandra, y el archivo de Mesmur no tenía menos de otros 5 nombres, se sentó y deslizó su mochila bajo la mesa. Puso una botella de agua y dos pastillas rosas sobre la mesa antes de sentarse y mirar a los demás, sonriendo.

La llamada telefónica de Lee terminó, los de seguridad cerraron las puertas y tomaron sus posiciones y Mesmur tomó su asiento en la cabecera de la mesa. El aparato de grabación estaba frente a ella. Ella se acercó y presionó 'grabar'.

Negociaciones del Comité de Ética con Grupos de Interés para la Solución del Escenario ΩK

<Comienzo del Registro>

La Dra. Violet Mesmur se aclara la garganta y habla.

Mesmur: Les agradezco que hayan venido a esta reunión. Especialmente a usted, Dra. Young, ya que aparentemente ha estado participando en un buen número de proyectos que involucran a ΩK

Young: Muchas gracias, Dra. Mesmur.

Michaels: Me alegra que me hayan invitado.

La Dra. Mesmur se reclina en su asiento y saca un maletín. A medida que lo abre, sigue hablando.

Mesmur: Para aquellos de ustedes que no están familiarizados con todos en la mesa, soy la Dra. Violet Mesmur y soy miembro del Comité de Ética.

La Dra. Mesmur hace gestos a la Dra. Emily Young.

Mesmur: Ella es la Dra. Emily Young, una doctora prominente en el escenario ΩK con la que estoy segura que todos estamos íntimamente familiarizados.

Young: Gracias. He trabajado extensamente con ΩK, incluyendo la investigación bajo el título SCP-3984 y sólo quiero contribuir a una solución permanente.

La Dra. Mesmur asiente con la cabeza. Ella saca algunos papeles del maletín y sigue hablando.

Mesmur: Cierto, sí. El hombre del final con las mejoras cibernéticas es el capitán Eric Michaels, un veterano de guerra condecorado y uno de los primeros en… experimentar los efectos de ΩK, al menos según nuestros registros.

Michaels: No soy tan importante. Sólo estoy aquí por seguri—

Greene: —Me gustan las letras griegas tanto como a cualquiera, pero ¿podría por favor familiarizarnos con ese término elegante que nos ha estado soltando?

La Dra. Mesmur suspira para sí misma mientras continúa sacando los últimos documentos del maletín. Se vuelve hacia Greene.

Mesmur: Bueno, como debería haber recordado de las encuestas del Programa del Censo de la Sociedad que obtuvo, ΩK es lo que llamamos el escenario con el que todos estamos obligados a vivir. ¿El de la inmortalidad? Estoy seguro de que sabe lo que quiero decir.

La Dra. Mesmur se dirige a todos los demás.

Mesmur: La persona que acaba de interrumpir todo es Gregory Greene, aunque estoy seguro de que ahora tiene un nombre diferente. Él es el portavoz de los Trasplantes de Cuerpo Completo de Laboratorios Prometheus.

Greene: No he oído el nombre de 'Greene' en años. Cassie está bien; nuevo apodo, trato de encajar.

Greene sonríe y espera una respuesta. Nadie responde.

Greene: De todos modos, muchos de ustedes ya están en nuestra lista de clientes, así que estoy seguro de que todos ustedes están familiarizados con el servicio que superviso.

Young: Sí, me he… sometido al procedimiento.

La Dra. Mesmur no deja que Greene continúe con sus comentarios mientras continúa con sus presentaciones.

Mesmur: Y finalmente, tenemos un representante de Marshall, Carter y Dark, la Sra. Soo-Yun Lee. Aunque esperábamos que el Sr. Ji-Su Kim viniera.

Soo-Yun Lee saca una tarjeta y comienza a leer.

Soo-Yun: La Sra. Soo-Yun Lee no puede establecer ningún acuerdo vinculante relacionado con el producto Hipnotralina. No puede hacer ninguna declaración en nombre de Marshall, Carter and Dark y todo lo que diga la Sra. Soo-Yun Lee debe considerarse una opinión.

Soo-Yun guarda la tarjeta.

Soo-Yun: El Sr. Ji-Su no vendrá porque no habla inglés.

Michaels: No me sorprende que nos envíen el equivalente diplomático de una peineta. (aparte, a Soo-Yun) Sin ofender.

Young: No creo que eso resulte apropiado.

Mesmur: No hay necesidad de ser grosero, capitán.

Greene: En realidad es algo bueno. Podemos destrozar el producto más nuevo de Marshy Carty and Dicky aquí mismo.

Young: Por favor, tenía entendido que esta iba a ser una discusión seria.

Michaels: Culpa mía. Esperaba que pudiéramos hacer algo con esto. No sólo quejarse a los subordinados.

Michaels es silenciado por una mirada de la Dra. Mesmur.

Michaels: Ya lo dejo.

La Dra. Mesmur ordena los papeles en su mano y comienza a leer la primera página.

Mesmur: La reunión de hoy aquí es para abordar las prácticas probablementes inmorales de Laboratorios Prometheus y de Marshall, Carter and Dark con respecto a sus… soluciones a largo plazo a la inmortalidad involuntaria.

Mesmur: La Dra. Young y el capitán Michaels están presentes para proporcionar soluciones alternativas tanto desde un punto de vista profesional como civil.

Soo-Yun: '¿Probablementes inmorales?' Esa— esa cosa es una traficante de personas y una carnicera.

La Sra. Soo-Yun señala a Greene.

Greene: Por favor, aparte del Sr. Michaels, todas somos mujeres decentes.

Michaels: Sí. Está usando a otra persona. Su gente le da pesadillas inevitables al mundo. Nos gustaría encontrar una forma de ponerle fin a ambas cosas. Y como nuestros… métodos habituales no han funcionado exactamente, esperábamos hacer un trato.

Soo-Yun: Y debo insistir. Ya no soy responsable de, ni capaz de, afectar el marketing y distribución de Hypnotralina.

Young: Entonces, con todo respeto, Sra. Soo-Yun, ¿por qué está aquí?

La Dra. Mesmur pasa un par de páginas a cada uno de los miembros presentes, detallando las posibles falacias en el plan de negocios de Marshall, Carter and Dark.

Mesmur: Me gustaría mostrar a todo el mundo alguna información sobre la Hipnotralina y sus competidores de contrabando. Es bastante obvio que MC&D se beneficia cuando sus competidores fracasan y aunque eso puede significar que más personas tienen acceso a una alternativa segura a la vida eterna y al equivalente más cercano de la muerte, esto deja a millones atrapados en sus cuerpos en alguna forma de tortura después de haber sido expuestos a productos defectuosos. Esto no sólo deja a una gran parte de la población anciana e insana incapaz de recuperarse de ninguna forma, sino que también hace que se conviertan en una carga más pesada de lo que eran en «vida».

La Dra. Young revisa brevemente el artículo.

Young: Oh, joder. No estaba al tanto de esto.

Soo-Yun: Bueno, soy consciente de ello. También diré que hasta que la Hipnotralina fue transferida al control del Sr. Ji-Su Kim, no había competidores manufacturados.

Young: ¿Cuál es el pronóstico para estas personas? ¿Se despiertan?

Soo-Yun: No puedo revelar esa información.

Mesmur: Si echa un vistazo a los archivos que acabo de entregar a cada uno de ustedes, se detallan las diversas formas en que estos competidores torturan a sus clientes a largo plazo. Por supuesto, el defecto más famoso es la apnea permanente del sueño, sin embargo, otros problemas incluyen caminar dormido, que como ustedes pueden adivinar es mucho más peligroso cuando son incapaces de despertar de ello; y por supuesto, los estados vegetativos permanentes en lugar de los comatosos.

Mesmur: Aunque los defectos en la medicina son algo bastante común en la industria farmacéutica, la tasa y la extensión de estos defectos es perjudicial tanto para las personas que compran y usan estos medicamentos como para la sociedad en su conjunto por necesitar simplemente ajustarse a sus nuevas cargas a medida que su familia se convierte en una carga mucho más difícil de cuidar.

Young: Esto… esto es horrible.

Soo-Yun: Es la economía.

Young: Sra. Soo-Yun, ¿mencionó algo sobre que no hay competidores hasta que se transfirió la propiedad? ¿Esto está relacionado?

Soo-Yun: Esta es una conversación grabada. No puedo revelar estrategias de marketing mientras un competidor activo que puede haber necesitado cambios de gestión está sentado en esta mesa.

Young: Creo que estamos un poco más allá de eso.

Greene: Si Pyongyang quiere, puedo poner mis dedos en mis oídos.

Michaels: ¿Ves? La peineta diplomática.

Young: No puedo decir cuál peineta es.

Soo-Yun: Esto no es un fragmento de audio ni un mensaje pregrabado. Cualquier acción que afecte la comerciabilidad de los servicios de Laboratorios Prometheus afectará a los de la Hipnotralina. El producto es extremadamente vulnerable a todos y cada uno de los cambios externos.

La Dra. Mesmur prepara otra sección de papeles grapados para repartir a la gente en la mesa.

Mesmur: Cualquiera que sea el caso, Sra. Soo-Yun, su compañía todavía tiene la solución más moral, a pesar de las acciones inmorales que ustedes pueden cometer en nombre de las ventas.

La Dr. Mesmur una vez más distribuye copias de los documentos que describen los diversos procesos que Laboratorios Prometheus conlleva con respecto a los Trasplantes de Cuerpo Completo.

Mesmur: Me gustaría llamar su atención sobre el sobre el secuestro y la preparación de los sujetos, la eliminación de cerebros y la distribución de información falsa a ciertos clientes sobre la fuente del cuerpo. Creo que el resto del documento hablará por sí solo.

Greene: No se trata de secuestrar.

Pasa un momento de silencio mientras los presentes leen.

Michaels: (en voz baja) Todavía no puedo creer que Joyce esté de acuerdo con esto..

Young: Con el debido respeto, capitán Michaels, usted es la única persona en esta mesa que tiene las… «mejoras» necesarias para evitar estas cosas. Nací en 1989, y estamos en, ¿2130? Levante la mano si no se ha sometido a la cirugía.

Sólo el capitán Michaels levanta la mano.

Michaels: No me sorprende. Todavía decepcionado.

Young: Si el TCC no existiera, la mayoría de nosotros estaríamos muertos. Bueno, no muertos, pero peor. Dormidos, tal vez.

Mesmur: Yo mismo me avergüenzo de lo que he tenido que hacer para continuar mi investigación, pero me enorgullece decir que sólo me he sometido a un trasplante.

Greene: Oh, ¿qué es esto? ¿Vamos a juzgar a la industria del agua embotellada?

La Dra. Mesmur se vuelve hacia Greene, con una mirada fulminante.

Mesmur: ¿Está comparando el agua embotellada con vidas humanas?

Greene: No, estoy comparando agua embotellada con vidas desechables. Mira, ¿qué cree que le pasa a la gente que usamos para el procedimiento? La respuesta es nada. Miles de personas son sacadas del planeta cada mes para la recolección de órganos, la esclavitud, etc. Están jodidas desde el principio, y su futuro también está jodido. ¿Es realmente justo, entonces, dejar que se desperdicien cuando los que tenemos ganas de vivir nos convertimos en momias putrefactas?

Michaels: A veces, no es su elección. Lo sé, es difícil de imaginar cuando creció en cuna de oro.

Greene: Mire, ¿cómo se llama, Young? Déjeme sacar su expediente, puedo decirle exactamente de dónde vino su actual… atuendo. Deme un momento.

Young: Eso es un poco gracioso viniendo de un hombre adulto que lleva la piel de una chica de 18 años.

Greene: La vida loca.

Young: Al menos yo tenía una razón para cambiar más allá de aburrirme de mis propios genitales.

Greene: Ah, aquí está. Young, la sacaron de las calles de Lituania. Su cuerpo creció en un teatro y se duchaba en baños públicos. Chasqueaba los tacones y bailaba con un sombrero y sus padres estaban… oh, qué sorpresa… desaparecieron. Ahora, ese cuerpo está haciendo un excelente trabajo para la ilustre Fundación, es saludable, vigoroso y bla, bla, bla. Si no lo hubiéramos conseguido, sería otra colmena de gusanos, tarde o temprano. Abono vivo raspado de la calle y tirado en el barro. No sé ustedes, pero a mí me gusta ver esta industria como una industria de reciclaje.

Dr. Young siente fuertes náuseas.

Greene: También tengo sus otros archivos, por si tiene curiosidad.

Mesmur: Por favor. Esto no es lo que vinimos a hacer aquí.

Greene: Tiene toda la razón, deberíamos hacer algo. Y Laboratorios Prometheus quiere algo de dinero por ello.

Soo-Yun: ¿Qué?

Michaels: Claro que sí.

Mesmur: No esperará que le entreguemos recursos, ¿verdad? A menos que usted sea capaz de encontrar una manera de tratar humanamente el problema en general, la Fundación no contribuirá a su compañía.

La Dra. Mesmur se dirige a la Sra. Soo-Yun.

Mesmur: O la suya, de hecho. Si quiere decírselo a sus superiores.

Soo-Yun: De acuerdo.

La Sra. Soo-Yun saca su teléfono y envía un mensaje de texto.

Soo-Yun: Se los diré si vuelven a llamarme.

Greene: Quiero decir, no pude evitar notar que uno de sus problemas con este servicio que todos usamos es el descarte. Claro, podríamos decir, lanzar todos los cerebros sobrantes al espacio. Eso era la primera opción, pero es caro.

Young: ¿Y tener gente viva flotando en el espacio? ¿Cuál es el beneficio de eso?

Michaels: Se da cuenta de — que no es como si el problema estuviera resuelto porque lo has escondido a un par de cientos de miles de pies sobre el nivel del mar. Lo mismo ocurre con los vertederos. Todavía están ahí. Todavía están sufriendo.

Soo-Yun: Marshall, Carter and Dark están dispuestos a tomar medidas contra ciertos competidores a cambio de un donativo.

Young: ¿Es eso lo que le han enviado?

Soo-Yun: Sí. Si no, sería menos ambigua.

Greene: Aceptaré gilipolleces por 400, Jim. Vamos, los McDonalds no van a desmantelar todas las redes de drogas del mundo sólo porque les llenaste los bolsillos. Y en cuanto al descarte, no dije lanzar los cerebros a la estratósfera para crear un gran anillo de gelatina. Quise decir lejos. Hacia el Sol.

Young: ¿El maldito sol? ¿En serio propone tirar a la gente al sol?

Greene: Quiero decir, Marte también es gratis si uno quiere ponerse quisquilloso.

Michaels: ¿Escuchó algo de lo que dije sobre que aún siguen vivos?

Young: Saben, una vez que recuperé mis credenciales, comprobé lo que hizo el Dr. Michaels con 3984 después de que me… marchara.

La Dra. Mesmur golpea la mesa con el puño, haciendo que su maletín se cierre.

Mesmur: ¿Todos aquí van a continuar discutiendo sobre ideas ridículas o me permitirán presentar una idea DE VERDAD?

Young: Lo siento, Dra. Mesmur, sólo quiero decirle a Greene lo idiota que es él… ella.

Mesmur suspira y pide que Young continúe.

Young: La Dra. Michaels trató de incinerar el cerebro para ver qué pasaba — nada. El cerebro se rompe. Excepto que todas las células siguen vivas y no teníamos forma de saber si esos animales seguían conscientes o no. El sol no arreglará nada.

La Dra. Mesmur mira a todo el mundo. Se pellizca el puente nasal.

Mesmur: Dios santo, todos ustedes tienen cientos de años y siguen actuando como niños…

La Dra. Mesmur apoya la mano hacia abajo.

Young: Disculpas.

Greene: Bueno, técnicamente—

Michaels: A nadie le importa Greene. No eres un niño.

Mesmur: Dra. Young, estoy al tanto de sus hallazgos sobre la incineración del cerebro. De hecho, una razón secundaria por la que he traído al capitán Michaels a esta reunión es porque él es la solución que estamos buscando.

La Dra. Mesmur hace un gesto a Eric Michaels.

Michaels: Tengo que enseñárselo, ¿no?

La Dra. Mesmur asiente.

Eric se quita la camisa para revelar sus reemplazos cibernéticos.

Mesmur: Los implantes cibernéticos del capitán Michaels han sido capaces no sólo de mantenerlo sano, sino también de mantenerlo sano según los estándares pre-ΩK del último siglo. Con el financiamiento adecuado y la ayuda de investigación tanto de Laboratorios Prometheus como de Marshall, Carter and Dark, esto podría expandirse a órganos o partes del cuerpo más complejos, o incluso a caparazones de androides que pueden ser usados para albergar cerebros y que pueden ser desactivados cuando se desee. Una combinación de sus dos productos, si lo desea.

Soo-Yun se levanta y hace una llamada telefónica en la esquina de la habitación.

Young: Capitán Michaels, ¿cuál es la perspectiva a largo plazo para su estado?

Young: Y por largo plazo quiero decir largo plazo.

Michaels: Quiero decir, las partes se degradan, pero pueden ser reemplazadas. No sé nada más. Sólo hago lo que me dicen los médicos.

Greene: ¿De qué tipo de androides estamos hablando? ¿De los que sólo son robots que piensan bien o los que tienen carne, indistinguibles de los humanos normales?

Mesmur: Depende totalmente de la financiación. Idealmente, el mínimo necesario es un caparazón que no requiera oxígeno para funcionar. Esto también ayudaría en gran medida al proceso de superpoblación, ya que eso significaría que los seres humanos podrían vivir en zonas que antes no eran habitables, como el océano.

Young: ¿Tenemos suficiente metal en el planeta para hacer eso para todos? Ya no tenemos suficiente comida o agua.

Soo-Yun Lee vuelve a la mesa y coloca su teléfono boca arriba sobre ella.

Soo-Yun: El Sr. Ji-Su nos está escuchando. Por favor, continúen.

Michaels: Oh. Veo que finalmente merecemos su tiempo.

Mesmur: (en coreano roto) Un placer, Sr. Ji-Su. Me alegra que pudiera unirse a nosotros.

Ji-Su: (en inglés) Continúe con la charla, Fundación.

Mesmur: Me dijeron que había una barrera idiomática que le impedía asistir.

La Dra. Mesmur mira a la Sra. Soo-Yun con desdén.

Mesmur: En cualquier caso, la propuesta era simplemente combinar los aspectos de Laboratorios Prometheus y los suyos propios. Creando androides capaces de albergar cerebros para la población humana. El mercado no se trata necesariamente del producto, sino de las actualizaciones y reemplazos que habría que hacer a medida que se deteriora. Como un teléfono, en realidad. Sé que están muy concentrados en el mercado y creo que este sería un buen punto medio para nuestras necesidades. Y para responder a su preocupación, Dra. Young…

La Dra. Mesmur saca su teléfono y comienza a tocarlo.

Mesmur: Les estoy enviando un correo electrónico con respecto al uso potencial de recursos en caso de que se apruebe este plan. Actualmente, esto es sólo para el personal de la Fundación hasta que recibamos más fondos de otras fuentes.

Young: Entendido.

Greene: No puedo hablar por nuestros amigos de Corea, pero puedo decirles que, sinceramente, no estoy centrada en el mercado. Me concentro en la calidad de la experiencia. Si puede asegurarme la total personalización y precisión de su pequeño proyecto de androides, entonces lo propondré. Pero eso es todo.

Young: «Exactitud » es la palabra clave, ¿verdad?

Greene: «Personalización» tiene el mismo peso.

Michaels: (a Young) No puedo creer que aún esté obsesionado por poder follar cien años más.

Young: (en respuesta) Cosas simples para mentes simples.

Greene: Y añadiré que tenemos muchos más clientes repetidores que por primera vez, en caso de que alguien piense que soy una excepción en vez de la regla.

Mesmur: Actualmente, la personalización se encuentra en un nivel superior en la tabla de proyección. Ser capaz de parecer humano es menos importante actualmente que ser capaz de realizar ciertas acciones, como caminar y comer y demás. La mayoría de esas acciones son innecesarias, obviamente, pero considerando que a la gente le sigue gustando comer a pesar de que sus lenguas se pudran y su estómago explote, tenerlas como características adicionales parece apropiado.

La Dra. Mesmur hace una pausa, mirando a Greene. Ella suspira antes de continuar.

Mesmur: Sin embargo… la exactitud puede ser algo a lo que podemos comprometernos si conseguimos una financiación sustancial más allá de las proyecciones iniciales.

Young: Incluso tengo que admitir que tenemos que retener algo de humanidad para que esto sea comercializable.

Greene: «¿Algo?» No quiero ver a Terminators cogiéndose — gracias por esa imagen mental, por cierto, bichos raros. Voy a proponer esto, demonios, incluso lo apoyaré, si ustedes aceptan poner a Laboratorios Prometheus a cargo del aspecto estético de este proyecto.

Young: ¿Defina «aspecto estético»? ¿Qué es exactamente lo que eso implica?

Greene: Piel, pelo, ojos, lengua, uñas, todo.

Young: Mientras no reciba esas uñas de Europa del Este.

Greene: Muy gracioso. ¿Habla la lituana o la filántropa?

Young: Oh, vete a la mierda—

Greene: —y no, serían sintéticas pero reales. En teoría.

Mesmur: ¿Cuánto prevé que costará? La mayor parte de la financiación que necesitamos es reunir recursos. Las pruebas y la construcción son mínimas en comparación.

Greene: Espera, espera. Antes de hacer eso, me gustaría escuchar lo que la Cosa Con Dos Cabezas Pero No Habla tiene que decir.

Soo-Yun: (en coreano; por teléfono) Esa pregunta es para usted, no para mí.

Ji-Su: (en coreano) No quiero. (cuelga)

Soo-Yun: Dice que sí.

Mesmur: Se da cuenta de que acabo de hablarle en coreano, ¿verdad? ¿No le haría pensar inmediatamente que puedo entender frases básicas en coreano como «No quiero esto»?

Soo-Yun: Kim sólo se encarga de la Hipnotralina porque el producto es muy fácil de transportar. Soy más inteligente, estoy más cualificada y soy mucho más estable que él. Presentaré su idea por encima de su sueldo, igual que él a mí. Nos pondremos en contacto con ustedes al respecto.

Michaels: Uh. Nunca pensé que vería a la peineta girarse. Está señalando a su jefe.

Mesmur: Bueno, esa es definitivamente una sorpresa agradable. ¿Está segura de que tiene las credenciales para hacer esto, Sra. Soo-Yun?

Soo-Yun: No me gusta el Sr. Ji-Su. No me gusta lo que le ha hecho a aproximadamente 8 millones de personas, si ese número sigue en pie. Estaré encantada de hacer el reclamo.

Soo-Yun: No necesito credenciales. Tengo un producto más estable que ofrecer, con la esperanza de reducir los gastos y excelentes habilidades para hacer PowerPoints.

Greene aplaude lentamente.

Mesmur: Dr. Young, capitán Michaels, ¿tienen alguna opinión al respecto o están de acuerdo?

Michaels: Estoy dispuesto a dejar que la niña ayude con el proyecto de ciencias, pero necesita supervisión. Nuestra supervisión.

Young: Es la única solución propuesta hasta ahora que no es completamente aborrecible. ¿Votaremos?

Mesmur: ¿A no ser que alguien más trajera una solución que creyeran que nos atraería también a nosotros?

Young: Hasta donde puedo decir, son robots o el Sol.

Greene: Ya he dicho que no me importa mucho de todos modos. Esta vida que todos tenemos es en realidad bastante divertida, así que vamos a centrarnos en ella.

Soo-Yun: No será por mucho tiempo. Espero que no aparezcan revelaciones repentinas si hacemos esto.

Mesmur: Si no hay más preguntas, ¿lo sometemos a votación?

Young: A favor.

Mesmur: Yo también voto a favor. ¿Capitán Michaels? ¿Sra. Soo-Yun? ¿Cassie?

Michaels: A favor.

Soo-Yun: No puedo actuar en nombre de Marshall Carter and Dark. Enviaré mi voto una vez que esté de vuelta al mando.

Greene: Me toca ir a la escuela nocturna y estoy agotada. A favor. Sólo recuerde a quién le confiará las opciones de diseño una vez que reciba nuestro dinero.

Michaels: Es como si estuviera tratando de hacer que me arrepienta de esto.

Mesmur: Perfecto. Esta reunión terminó antes de lo esperado, lo que estoy seguro es conveniente para aquellos de nosotros que teníamos planes para la noche. ¿Se levanta la sesión o alguien tiene unas últimas palabras?

Young: En realidad Greene, no va… a la escuela, ¿verdad?

Greene: Hey, la vida loca.

Michaels: Arreglemos lo de la vida por ahora.

<Fin del Registro>

Los cinco salieron de la sala de conferencias en silencio. Lee y Cassie tomaron el primer ascensor al vestíbulo, ambos sonriendo para sí mismos. Una era mucho más descarada y petulante que la otra, pero los adolescentes no son exactamente los más sutiles. Los otros tres tomaron un segundo ascensor. Eric y Emily se despidieron de Violet en el aparcamiento mientras se dirigían a su coche.

-De vuelta al aeropuerto, supongo. - preguntó Eric mientras se deslizaba en el asiento del conductor.

-Aún no. Tenemos que ir hacia el oeste un poco antes.

-¿En serio? ¿Por qué? Nuestro vuelo de vuelta es en unas horas.

-Lo sé. Tenemos mucho tiempo. Le prometí a tu hermana que le enseñaría algo y pensé que querrías venir. Quiero decir, puede que esté rompiendo algunas reglas haciendo esto, pero el lugar ha estado abandonado por algún tiempo.

-Espera, ¿Joyce voló hasta aquí?

Young asintió lentamente. -Es lo suficientemente importante para el billete de avión.

-Bueno, supongo que tenemos tiempo.

-Genial. Emily empezó a marcar la dirección. Eric salió del estacionamiento y dobló a la izquierda en una calle de una sola dirección.

-¿Adónde vamos de todos modos?

-A ver a tu hermano.

Eric miró confundido a Emily cuando se acercó a un semáforo, -Sabes que su tumba está como a dos estados de distancia, ¿verdad?

-No estoy hablando de la tumba, Eric. Estoy hablando del cuerpo.

Eric se quedó paralizado. Dejó que las palabras se asimilaran por unos momentos. Entonces las preguntas llegaron a raudales: ¿Por qué está el cuerpo aquí? ¿Qué hay que ver? ¿Qué le pasó a Tony?

Decidió que tal vez no quería saberlo. Pero Young no le estaba dando opción.

-Sabes, la luz está verde.

-Oh, cierto. -Eric apretó el pedal contra el suelo y el coche se dirigió hacia el Sitio-2718.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License