SCP+MLP=DNC
Puntuación: +5+x

Algo terriblemente malo acababa de ocurrir dentro de la Fundación SCP. El Jefe del Departamento de Asuntos Extradimensionales podía sentirlo. Se echó hacia atrás en su silla, y trató de determinar cuál de los presentimientos de "han metido la pata hasta el fondo" estaba teniendo esta vez. Ciertamente no era una brecha de contención -esos eran mucho, mucho más aterradores- y no era la muerte a escala masiva. Era algo que había salido mal en… su departamento.

Golpeándose la frente en el escritorio un par de veces, se sacudió y se preparó para el momento inevitable cuando alguien irrumpiría en la oficina, actuando como si estuviera pidiendo ayuda cuando bien sabía que derechamente la exigía de un hombre que estaba muy, muy ocupado ¡Y estaba tratando de estar al día con la documentación del día para poder dormir sin algo que plagara su mente!

Efectivamente, un asistente de laboratorio en pánico entró por su puerta gritando, "¡Señor, señor! ¡Situación urgente en la Cámara de Experimentos Dieciséis! El jefe del proyecto me envió aquí a…"

"¡No, no, déjame ahorrarte un poco de aliento!", dijo el Jefe, levantando las manos y abriendo los ojos con falsa sorpresa. "Ustedes atravesaron la pared de alguna dimensión usando algún SCP que lógicamente no debería ser capaz de hacer eso, pero de alguna manera lo hizo, y ahora necesitan que yo solucione las cosas porque ustedes no son lo suficientemente competentes para hacerlo por su cuenta. ¿Me falta algo?"

"Bueno, en realidad señor, " dijo el asistente, tratando de recomponerse, " se perdió la parte en la que estuvimos llevando a cabo un experimento sin su permiso, pero aparte de eso, usted más o menos acertó."

El Jefe de Departamento soltó un gruñido y se apretó la cara con las manos. "Les dispararía a todos los huevones en la cara si no fuera por… " murmuró, hirviendo de rabia en silencio. El ayudante de laboratorio se levantó arrastrando los pies mientras el Jefe intentaba desesperadamente mantener sus manos alejadas de su garganta. Por fin, respiró profundamente y le preguntó: "¿Cuál es la emergencia?"

"Bueno, señor, mientras estábamos probando a SCP-826 con algunos de los materiales anómalos que recuperamos durante la última sesión de pruebas, cuando la puerta del armario manifestó las propiedades del objeto, a pesar de que no estaba dirigido en esa dirección. El Doctor Richmand lo abrió, y fuimos asaltados por tres seres equinos de una altura hasta el pecho, uno de los cuales parecía ser alado, aunque no a la manera de SCP-042."

"Después de que les confirmamos ser amistosos, se determinó que estas criaturas estaban en posesión de habla, y…"

"Ah, ya basta de evasivas de mierda cobardes," interrumpió el Jefe de Departamento. "Ustedes pendejos irrumpieron en el universo de My Little Pony. De nuevo." El ayudante de laboratorio asintió con la cabeza rápidamente.

Por Dios, esta era qué, ¿la cuarta vez este mes que tendría que lidiar con algo así? Los idiotas siempre se las habían arreglado para hacer algo así en el pasado a través de varios métodos, ¿pero romper repetidamente la misma barrera? ¿Después de confirmaciones reiteradas de que la estúpida cosa estuviese completamente sanada? Eso era todo; a partir de mañana, no se les permitiría llevar a cabo ningún experimento más a menos que un doctor elegido por él estuviese haciendo supervisión vigilada.

Se le ocurrió un pensamiento. Volviéndose hacia el ayudante de laboratorio, dijo, "Mira, les voy a dar el beneficio de la duda. No importa cuán alucinantemente estúpidos sean todos ustedes, voy a decir que esto no es su culpa, y que son ellas las que siguen rompiendo la barrera."

"E-esa parece ser una suposición bastante buena, Señor…" murmuró el ayudante, sus ojos moviéndose hacia adelante y hacia atrás mientras que se formaban gotas de sudor en su frente.

"Así que si queremos evitar que esto suceda, y para evitar que semejantes desperdicios de mi tiempo aparezcan tan a menudo, sólo les prometemos darles lo que quieren, y esperamos que se vayan para siempre."

El ayudante de laboratorio tosió. "Me temo que eso no es del todo posible señor." Tropezando con el mal de ojo que le dio el Jefe, dijo rápidamente: "¡Ellas quieren que enviemos grandes cantidades de tropas porque su mejor esperanza contra un dios del caos fracasó! ¡Teniendo en cuenta la naturaleza general de 826, no estoy seguro de que sea factible!"

El Jefe del Departamento se quedó aturdido por unos momentos, antes de caminar hacia la pared más cercana y patearla. "¡Dios, maldita sea!", gritó. "¡Hemos lidiado con ese maldito lugar lo suficiente como para saber como termina su historia, y así no es! ¡No acaban de irrumpir en el universo de My Little Pony, irrumpieron en el universo de los Fan-Fictions! ¿Tienes alguna maldita idea de lo que eso significa?" El ayudante de laboratorio, que ahora se había agazapado en una esquina, negó con la cabeza.

"Significa que alguien hizo esto deliberadamente. Significa que alguien está tratando de empezar un crossover."

Caminando hasta su escritorio, el Jefe del Departamento presionó un botón para iniciar el intercomunicador. Hablando en una voz helada y apenas refrenada, dijo, "Atención a todos los miembros del Departamento de Asuntos Extradimensionales. Les habla su jefe. Acaba de llegar a mi atención que uno de ustedes, idiotas, decidió que sería una buena idea aumentar nuestra carga de trabajo al poner en marcha deliberadamente un crossover con otro universo. Permítanme reiterar por qué putamadre, aquí en la Fundación SCP, no hacemos eso.

"Tenemos cerca de dos mil objetos por contener hasta el momento, lo que, como se podrán imaginar, requiere un montón de recursos para hacerlo. Miramos a la muerte a la cara prácticamente todos los días, sólo para que este mundo pueda seguir pensando que todo está normal, y que la mayor amenaza para su existencia es un grupo insurgente en el Medio Oriente. Un trabajo más difícil que la mierda.

"Ahora díganme: ¿Quién de aquí cree que es una buena idea romper las paredes de nuestra existencia, y arrastrar los problemas de alguien más aquí? ¿Especialmente los problemas de un universo donde existen cosas que van más allá de nuestro poder, o, Dios no lo quiera, existen problemas con los que no podemos lidiar porque ese universo es instantáneamente fatal para nosotros?

"No puedo escucharlos ya que estoy en el intercomunicador, y en serio, de verdad quiero decir 'Ninguno de ustedes,' pero no puedo. ¿Saben por qué?" Hizo una pausa para efecto dramático. "Es porque uno de ustedes imbéciles decidió que era una buena idea escribir…" Adoptando un tono excepcionalmente sarcástico y disgustado, "fan-fiction de 'La Magia de la Amistad', e insertarlo en un dispositivo altamente peligroso que puede hacer algo como, oh, no sé… ¡romper las paredes de este puto universo!

Con su pecho agitado, decidió terminar. "En resumen, terminen de tratar de hacer sus trabajos más difíciles de lo que ya son. Sólo porque algún lugar se vea todo cubierto de azúcar y basura como esa, no significa que necesitemos involucrarnos con él. Tenemos una cosa inmortal que quiere chuparnos los cráneos, por el amor de Dios…"

Quitando el dedo del botón, el Jefe del Departamento se volvió hacia el ayudante de laboratorio. "Vuelve con tus doctores e investigadores, y diles que el infierno está a punto de llover sobre sus cabezas."

El ayudante del laboratorio tartamudeó, “¿Qu… qué va a hacer, señor?"

Sentándose de nuevo en este escritorio, el Jefe de Departamento comenzó a mecanografiar una serie de órdenes. "Esas ponis se van a volver a su universo sin ninguna maldita ayuda de nosotros. Que se ocupen solas de esa cosa-dragón-dios-del-caos. Al hombre que escribió ese relato le vamos a volar los sesos por violar…" Sacó la cuenta. "Siete códigos principales de la Fundación. Todos los involucrados en el experimento serán reasignados a departamentos donde ya no podrán mandarse cagadas como esa nunca más. Y a tí, estoy contemplando algo peor, por mentirme sobre las circunstancias en que esto sucedió."

Se echó hacia atrás en su silla. "Y voy a tomar dos aspirinas e irme a la cama."

El ayudante de laboratorio, con un sudor frío cayendo por su espalda, se inclinó y salió de la habitación tan pronto como pudo. El Jefe de Departamento suspiró para sí mismo. "Crossovers de mierda… Ha sido así desde que Darkblade se trajo a esos niños magos hasta aquí…"

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License