SCP-ES-299
Puntuación: +10+x

Ítem #: SCP-ES-299 Nivel 4/ES-299
Clasificación del Objeto: Euclid Clasificado

north.jpg

Lugar de recuperación de SCP-ES-299


Procedimientos Especiales de Contención: SCP-ES-299-α debe permanecer monitoreado constantemente en busca de perturbaciones táumicas, o cambios en la geografía local. Todo intento de exploración a SCP-ES-299-α debe ser impedido a cualquier costo.

SCP-ES-299 se encuentra contenido temporalmente en el Sitio-44 para su análisis preliminar. Cualquier teoría científica que se refiera al Ártico, especialmente el Polo Norte, como un posible punto de impacto meteórico debe ser censurada.

Descripción: SCP-ES-299-α es una estructura ubicada en el centro del Ártico, enterrada por el hielo y posee una única entrada. SCP-ES-299-α solo es accesible a través de una única puerta hecha de una aleación de metales y conduce a un pasillo con varios elementos artísticos con relación a una cultura desconocida que tuvo contacto directo con la civilización de los vidnepas. Posteriormente se encuentran 3 puertas hechas de cristal y con diferentes grabados e inscripciones, cada una de estas puertas lleva a unas escaleras correspondientes a los siguientes niveles:

  • El primer cuenta con más representaciones artísticas, tales como pinturas, esculturas y literatura. Cada una de estas representaciones tiene su propia recámara en ese nivel.
  • El segundo contiene varios registros históricos que mencionan diferentes acontecimientos referentes a conflictos y tratados políticos. Se han investigado estos eventos y ninguno parece haber existido.
  • El tercero es una armería y tiene diversas armas blancas con cierta energía táumica, cabe destacar de ahí se recuperó SCP-ES-299.

SCP-ES-299 es una lanza de 1.5m de longitud, forjada de una aleación de metal anómala, compuesta de iridio, acero, y otros elementos no identificados. SCP-ES-299 está cubierto con un único símbolo grabado no identificado, el cual no presenta ningún cambio. SCP-ES-299 emite una cantidad considerable de energía táumica, siendo un objeto poco sensible a la Radiación Facetaria conocida por la Fundación.


Anexo A
Registro de Recuperación


Se llevaron a cabo varias exploraciones de reconocimiento utilizando drones y satélites para evaluar si era necesario una misión tripulada. Debido a la imposibilidad de llegar al epicentro de donde provenían los picos de energía táumica se optó por enviar al Destacamento Móvil ♎-1 "Nomeolvides".

REGISTRO DE EXPLORACIÓN


FECHA: 14/03/2019

Destacamento Móvil: DM ♎-1 ("Nomeolvides") conformado por:

KENNEDY: Capitán (Cap)

MONROE: Topografía (A-1)

MYERS: Demolición (A-2)

LAMAR: Exolingüista1 (A-3)

Notas: Anteriormente se realizó un reconocimiento aéreo por medio de drones equipados con escáneres táumicos y de subsuperficie a lo largo de tres días, se recopiló la información, y se decidió enviar un Destacamento Móvil con el fin de explorar a fondo la estructura.


[COMIENZO DEL REGISTRO]

Cap: 40 minutos para llegar a las coordenadas del epicentro. ¿Todo el equipo está listo, A-1?

A-1: Las armas están cargadas, detectores de energía táumica calibrados y el kit de primeros auxilios igual está completo.

Cap: Perfecto, ¿en qué estado se encuentran las cajas para objetos táumicos?

A-2: Listas para usarse. Las pruebas in-situ han sido un éxito. Casi dirías que no es un prototipo. En 5 minutos debería de haber terminado su calibración y configuración.

A-3: Antes del vuelo nos dieron información sobre el lugar y los eventos ocurridos, pero también hablaron sobre una pelea o algo así, ¿sabes que pasó exactamente Cap?

Cap: A las 20:00 horas del 14 de Marzo del 2019 se detectó un aumento gradual de energía táumica en la región, y luego uno de nuestros satélites confirmó la presencia visual de varias instancias de ANR-37732 y entonces un destello multicolor proveniente del lugar a donde vamos.

A-1: También nos dijeron que lo peor ya había pasado. Aún así, son interesantes las imágenes captadas por los drones. Había una gran concentración de osos polares y unos glifos en la nieve.

A-3: Por lo que pude ver decía algo como “el palacio de…” algo como “reina” o algún tipo de autoridad.

Cap: 35 minutos y llegamos al punto. Den una última revisada al material que llevamos y manténganse alerta. Podrían haber ANR-3773 aún presentes.

A-1, A-2, A-3: Entendido

(Datos irrelevantes borrados; a las 10:35 el DM ♎-1 llegó a las coordenadas indicadas)

A-1: Así… Así se ve la puerta en persona. Se ve más grande que en las fotos.

Inmediatamente, con la sutileza y velocidad de un relámpago, un escalofrío corre de la base de tu espalda hasta el cuello.

¿Está algo mal? Conoces esas sensaciones, esas premoniciones casi siempre certeras que asaltan instantes antes de la tragedia. Pero no ocurre nada.

Tan solo sientes nostalgia.

¿Por qué?

Cap: Y con muchos más detalles. A-3, ¿qué dicen las inscripciones en la puerta?

A-3: Al parecer es un idioma parecido al aquel templo de conejos en México, aunque con menos elementos del náhuatl. Podría decirse que es más puro. En la puerta dice “la Luna se cierne sobre el planeta con una luz calmante, y nosotros somos aquellos que amplifican su luz. En el reino de…” Hmmm, no estoy seguro a quién se refiere. Hace referencia a una regente de género ambiguo… Como "reina" o "rey". He tomado una foto para enviársela a una investigadora que está más familiarizada con el idioma. Le va encantar esto.

Cap: Sé quién dices. (Risas.) A veces pienso que está obsesionada con estos conejos, siempre hablando de conejos. Quizás en este lugar haya más entidades como en ES-191. ¿Alguna señal térmica, A-1?

A-1: Estaba revisando el terreno. Es algo más estable que en los alrededores. Y no, no hay ninguna señal térmica detectable dentro de la estructura. Son tres pisos subterráneos, cada uno con 5 recámaras diferentes. No se parece a ES-191. Por mucho la estructura más grande con relación a estos bichos… ¿Xenolagomorfos? No, exo. Exolagomorfos.

A-2: La puerta está trabada por el hielo acumulado, aunque un explosivo debería ser capaz de abrirla.

A-1: Por mi parte no veo ningún problema con detonar una pequeña carga explosiva.

En realidad, sí puedes ver el problema. Lo ves a través de los lentes oníricos de la nostalgia, pero no puedes entenderlo.

No tienes miedo. Solo un presentimiento ambiguo.

Pero es… Es tan familiar…

Prefieres no hablar. Por alguna razón, sientes que no deberías.

Cap: Si A-3 ya ha tomado las fotos correspondientes, puedes proceder, A-2.

(Datos irrelevantes borrados; detonación realizada exitosamente)

A-3: Wow, muchos detalles artísticos. Esas estatuas de conejos están muy bien detalladas.

Cap: Veo lo que puede ser un mapa en aquella pared. Revísalo, A-3.

A-3: En seguida.

A-1: Siento nostalgia al ver este lugar. Como si no fuera la primera vez en estar aquí. Son unas pinturas muy hermosas.

La emoción del momento hizo que las palabras te resbalaran de la boca. Como si entraran sin pedir permiso.

Pero nada está mal. ¿Porqué habría de estarlo?

Confías en tu instinto. Ya te ha salvado. Te salvará de nuevo.

Aunque no haya nada de qué salvarse.

Cap: Ya hemos estado en otro lugar con arte parecido, quizás por eso te sientas así. ¿Alguna dificultad con las otras puertas?

A-2: No aún. Al parecer lo único que estaba expuesto al ambiente era la puerta principal. Es como si este lugar permaneciera ajeno a las condiciones ambientales y el desgaste por cualquier tipo de erosión. Como la otra isla.

A-3: He revisado la imagen. Parecía ser un mapa de alguna región, con una referencia a un río y una cadena montañosa. Tengo la sensación que algo o alguien trajo esta estructura de un lugar muy lejano, posiblemente de los Andes o del Himalaya. Habla de este como "el lugar de los reyes Kalapfe.” ¿Tenemos alguna referencia a ellos en archivo?

Cap: No que recuerde. Toma las fotos necesarias, A-3. Ya se las enviaremos al departamento de traducción de cualquier modo. Por el momento solo dime dónde llevan esas tres puertas. A-1, ¿cómo se ve el terreno por el momento?

A-1: Ya escaneé hasta donde pude con los instrumentos. Hay una sala que muestra una gran concentración de energía táumica… Es estable y estática, así que seguro es un objeto.

A-3: Cap, información importante: Todas las puertas nos llevan a salas diferentes por medio de un descenso usando las escaleras. La primera puerta nos lleva a un nivel con lo que parece ser arte. La segunda es parecida, pero algo más organizada, y la tercera es una armería, con lanzas, espadas, y demás. Tal vez la segunda sea un registro o algo así. Nada parece anómalo por ahora.

Cap: Entendido. Haremos lo siguiente: A-2 y A-3, vayan a la segunda sala, y solo traigan de vuelta lo que irradie energía táumica a mansalva. Escaneen y tomen fotografías de lo demás. A-1 y yo iremos al segundo nivel, regresaremos a este punto y los 4 iremos a la armería. Recuerden reportar constantemente.

(Datos irrelevantes borrados; el DM procede a seguir el plan establecido)

A-3: Hay mínimo uno cuantos cientos de textos aquí. La mayoría parecen solo informes de… ¿Batallas? O tal vez encuentros. Y algún que otro tratado. Están almacenados en cofres de un cristal parecido al de las puertas.

A-2: Al menos hemos tenido la suerte de que en el escaneo de infopeligrosos no apareciera nada. Es muy raro que en una estructura como esta no haya nada así. Tal vez sea algún centro diplomático.

A-3: Tal vez pensaron que con dejar este lugar aquí sería suficiente. Parece más un palacio que otra cosa.

Cap: En este nivel solo hay esculturas, pinturas, libros y uno que otro tapiz con bordados. No hay nada de interés por el momento y dudo que lo haya.

A-1: Este lugar solo me trae más recuerdos, aunque son muy pasajeros… ¿De cuántas formas se puede representar un conejo espacial?

Cap: Muchas. Como decía, volveremos al punto de reunión pronto porque ya tomamos las fotografías necesarias.

(Datos irrelevantes borrados; el DM vuelve al punto de entrada y se dirige al último nivel)

A-1: Definitivamente ese objeto fue el causante de la explosión táumica. Los niveles de energía están aumentando un poco, pero nada peligroso aún.

La reconoces. Estás segura que sí. Absolutamente segura.

Tal vez… Tal vez si la…

Puedes imaginar tu brazo extendiéndose a la lanza. Casi puedes verlo. Tu brazo extendido, y cosas en la periferia. Cosas temblorosas, amorfas. Cosas que no reconoces, pero deberías.

Y entonces…

Entonces nada. Nada ocurrió. ¿Por qué estás nerviosa? No hay nada que temer. ¿Tal vez fuera anómalo?

No es memético, ni tampoco compulsivo — Esas sensaciones nacieron de ti.

¿Psique-alterador? — Lo sabrías si lo fuera.

Entonces, no es nada.

Cap: Es de esperarse de una lanza que flota y está rodeada de 8 círculos coloridos. No es muy sutil, ¿no crees? Preparen la caja, la vamos a necesitar para traernos esa cosa. No toquen la lanza de ninguna manera. Por cierto, ¿te encuentras bien, A-1? Estás respirando agitada. ¿Los demás están bien?

A-2 y A-3: Ningún problema, Cap.

A-1: No es nada, solo fue un lapsus. Lo siento.

Cap: Retrocede un poco. Estás muy cerca de la lanza. Aún no sabemos del todo sus efectos y podrían causarte algún daño.

A-1: Está bien, está bien. Solo fue un lapsus. Me haré exámenes y pruebas al regresar.

(Datos irrelevantes borrados; se logra introducir el objeto exitosamente a la caja y el DM regresa al avión)


[FIN DEL REGISTRO]


Sabes que no es solo una coincidencia. La nostalgia por aquel lugar en las tierras heladas del norte… Al ver aquellas pinturas sientes como si tú hubieses sido quien las pintase. Y el sentimiento al ver esa lanza…

Siento gloria al verla, pero sé que no debería tocarla. Mis instintos me dicen que aún no es el momento. Pero mi trabajo no es usarla. Mi trabajo es la directiva de la Fundación. Sin embargo…

Me preocupa.

Tus recuerdos florecen como una flor en primavera. Como una flor en una isla remota. Recuerdos más allá de tu vida, más allá de la muerte y el espíritu… Y de repente, nada. Regresas al avión y te preparas para el vuelo de regreso, sin chistar.


Anexo B
Traducción de los textos recuperados


El siguiente es un registro escrito por la Especialista en Lingüística del DEINEX, Inv. Luisa Vander, respecto a los textos y registros en papel hallados en el segundo nivel de SCP-ES-299-α.

La mayoría de los textos contiene referencias a un período de tiempo donde los exolagomorfos y humanos colaboran frecuentemente; no obstante, ninguno de estos acontecimientos está registrado y algunas localizaciones y eventos mencionados son descritos de manera contradictoria.


"La hoja que hará sangrar al mal y cambiará los cielos con gloria Vidnepa"


En los tiempos de antaño, antes del inicio de la guerra contra la Oscuridad, se libró una batalla entre hermanos en las profundidades del océano negro.

El hermano Nihal, de temple de hierro y alma de fuego, comenzó la forja de un arma milagrosa junto a sus feligreses, para poder terminar con la lucha antes que los frutos del rencor florecieran. Sin embargo, resultó una tarea monumental, incluso para las divinidades como él, e incluso para las divinidades a las que servía, y, tras eones de su lucha contra el acero de la lanza, finalmente desistió; era demasiado tarde para concluir la batalla entre hermanos.

No fue hasta los días donde la Penumbra crecía, cuando el cosmos temblaba en su más grande crisis; retomando la lucha, y con el esfuerzo de los tres más grandes Vidnepas, se logró forjar el filo y el alma profunda y durmiente del arma. Pero aún faltaba un recipiente, una vasija vacía que contuviese el flujo del arma sin corromperse. Pero los Vidnepas fracasaron en su búsqueda, y una vez más, era demasiado tarde; la Gran Penumbra fue encadenada con el sacrificio de Arneb, el más grande de los Tres, y la vida agonizó, hecha cenizas.

Incluso después de sellar la Sombra Renegada en su prisión definitiva, para nunca jamás ver la luz del día, se acordó terminar la Lanza en la tumba de Arneb. Los últimos Vidnepas en la tumba conservaron la unión entre las razas por un corto momento agonizante, usando la ayuda de los humanos para completar la Lanza, y la nombraron Kalapfe; la Reina Lacerante. La Lanza fue dejada a los humanos de la tumba, para ser usada solo en acuerdo entre el linaje de Reyes, y el linaje de Arneb.

Pero la desgracia obró en contra de la alianza, y la Lanza durmió por siglos sin ser usada, hasta el nacimiento de Celia y la llegada de Lepus, Vidnepa de la tumba. La guerrera abrazó el alma del Vidnepa, y juntos se volvieron guerreros en las tierras del Norte.

Y un día negro, la Oscuridad se libraba de las cadenas de la eternidad, y el Sol se volvió oscuro, y la nostalgia de las tinieblas se arrastraba por la superficie del mundo. Los humanos y Vidnepas restantes se alzaron contra la Noche Reptante que había dormido por siglos en el corazón de los hombres, y Celia y Lepus se volvieron uno en sagrado acuerdo entre sus almas, portando la Reina Lacerante por vez última; cuerpo de hombre, y majestad de Vidnepa.

Celia arribó a la Prisión, portando la lanza con orgullo y voluntad de acero, y atravesó el velo oscuro que se cernía entre ella y Sechud, sus ojos llameantes con la intención única de poner un fin a la Oscuridad. Su viento de ira arrasó el Templo de la Prisión, y los tiranos del reino maldito se derrumbaron, declarándose Celia la única reina de los hombres. En una embestida última de furia de la alianza, la voluntad de Sechud se quebró, y el sello resquebrajado se cerró de nuevo sobre ella.

Tenías curiosidad, y leíste las fotos de aquellos textos. Escuchas entonces a Lamar hablando sobre Celia, la guerrera.

Mi padre a veces me contaba historias antes de dormir, pero a mí me encantaba la historia de una mujer que peleaba contra los monstruos. No había mucha consistencia con sus habilidades ni ninguna otra cosa; parecía una persona diferente en cada relato, pero el nombre “Celia” y la lanza siempre estaban alí.

Sientes más recuerdos fluir, y ves la silueta de un conejo blanco frente a ti. Es familiar. Demasiado familiar. Deberías recordarla. Deberías saber qué es. Deberías—

Un parpadeo, y la silueta desaparece, y los recuerdos también.

Genial, ahora deberé hacerme un chequeos psicológicos, y seguramente una entrevista. Bueno… Como siempre, mejor prevenir y seguir el protocolo, o en el mejor de los casos me pueden despedir.


"Y la Tierra se regocijó en paz durante el Reino Kalapfe"


La guerrera Celia salió triunfante de la más cruenta batalla en la Tierra y la bendición del Destino no terminó con la victoria; junto a los demás Vidnepas, decidió que era momento de unirse como un pueblo, no por amenaza ni por tregua, sino por fin en la santidad de los hermanos. Ella quería que este mundo fuera el más tranquilo y bello de todos, y que sanara tan solo un poco la herida monumental, el causante de tanto dolor en el universo, que dejaba una línea de sangre y muerte.

Celia deseó terminar con la muerte y el sufrimiento por tan solo un momento. Ella y Lepus soñaban en las noches estrelladas por un cosmos rebosante de vida y amor entre las razas, aún si pareciera imposible. Pero la oscuridad en el universo no se levantó, y el sueño permaneció nada más que un sueño. Celia llamó a los dioses Vidnepas Nihal y Gliese, convocándolos a la estepa celeste y árida de la Luna, al lugar donde habían planeado la batalla contra Sechud, y donde Arneb una vez había decidido sacrificar su alma. Pero el corazón de Nihal rebosaba de furia caliente, de la cual ninguna unión puede nacer, y a Gliese poco le interesaba permanecer en un mundo que no la necesitaba.

Entonces Celia hizo lo mejor que pudo en su corta vida humana, y una vez su cuerpo se marchitó, dejó descendencia Kalapfe que protegiera el mundo que ella veía como hermoso y rebosante de vida. Pero los Vidnepas, una vez Lepus se desvaneció, se hicieron una vista cada vez más rara en la tierra, y pronto serían disminuidos al mito; sin Sechud, no había amor que los uniera a la humanidad, y volvieron a su viaje eterno por las estrellas.

Antes de su partida, el último Vidnepa volvió sus ojos a las estepas donde los humanos prosperaban, y vio guerra, viendo en ella que la humanidad ya no los necesitaba. En un último acto de la fortuna, el templo donde la Lanza descansaba fue ocultado, hasta el día donde Sechud y sus sirvientes resurgieran en la faz de la tumba de Arneb. Los Kalapfe pronto desaparecieron de la historia, su derecho de reyes olvidado para siempre.

Que los conejos entre las estrellas los protejan, hasta el día que un hijo de Celia se alce de las cenizas para resguardar a los Descendientes del Polvo Estelar. La Lanza espera paciente. Calma. Durmiente.

Y aún así, no puedes dejar de leer.

Las letras, los renglones, los párrafos y las páginas se suceden frente a tus ojos, y tus dedos se mueven unánimes para facilitar la lectura. Las siluetas continúan sucediéndose en la periferia. Deberías recordar.

Debería parar, en verdad. Esto no me puede hacer bien.

Dios, qué inmadura soy. Es como un libro de niños.


"Al Filo de la Eternidad"


Quien fue forjado, quien fue armado. Quien pasó de generación, quien nació bajo distinto Sol. Vimos cada vez, y cada vez liberó el horizonte de la boca de la Oscuridad.

Atestiguaremos el comienzo de los días, cuando los Ciclos sean resueltos, y en una mañana otoñal, te veamos triunfante siendo portada, enfilada al destino que armaste. Veremos la sangre de los caídos desfilar por tus hendiduras, el dolor de almas penando tus puntas, tus curvas, desollando la materia inerte que los conforman.

Del pasado, recordaremos las victorias, gozaremos las derrotas. Porque ser vencido no es el fin, es el comienzo de un resurgir; hemos aprendido, y te vemos aquí, siendo cargada a lo más alto del trono. Concédenos una muestra de tu sabiduría, ven de nuevo, levántate como tus antecesores ante la más temida Oscuridad, ante la avasallante ola vacía que enaltece los fines finales, donde vendrá a ser revelado el límite del comienzo.

Te veremos surgir nuevamente, siendo portada. Te adoraremos, haremos ofrendas a tu belleza, pulcra, magnánima, blandiendo el destino de tu pueblo. Haznos resurgir a través de la noche eterna. Como lo hicieron los que vinieron antes, como los adoramos antes, recordamos cada vez que nos libraron.

Fragmentada, esparcida a través de los rincones del mundo, nunca exististe, siempre fuiste una mentira. ¿Cuál es entonces la verdad? ¿Por qué, oh, hemos de seguir recordándote? Y cuándo vuelvas, todos dejaremos de olvidarte. Serás llevada al palacio de los altísimos, blandida ante el destino final que ha de depararnos.

Renacer, de nuevo, sé uno con el mundo, uno con nosotros, tu pueblo. Sé quién nos llevará antes los prados verdes, ante los reinos entre las estrellas, entre el vació entre las rocas con vida. Llévanos, renace una vez más. Te lo imploramos, te imploramos ver tu filo relucir ante el negro más absoluto, una vez más, a la Lanza de Kalapfe.

Sigues pensando en las coincidencias.

Pero son solo eso. Vivo en un universo, en un submundo donde es normal pensar en conejo- bueno, Vidnepas, y seres de pesadilla en el espacio. Es muy egoísta pensar que yo soy la elegida para salvarlos a todos. Estoy pensando como una niña. Cállate, Alicia.

La plática sobre los textos continúa de fondo en la sala, y sientes como si te estuvieran recordado un pasado que es tuyo. Un pasado que duele. Que te pone nerviosa. Deberías sentir pánico, deberías recordar, deberías—

Definitivamente voy a ir a hacerme esos exámenes psicológicos. Me recuerda a aquella misión en el Amazonas donde fue la investigadora Luisa y estuvo unos meses escribiendo y hablando solo en Vidnepa. Al final no fue nada grave, y no creo que tampoco lo sea para mí.


Anexo C
Entrevista


La agente MONROE pidió voluntariamente esta entrevista, debido a que se sentía agobiada desde su última misión. Anteriormente, se le realizó un estudio con el criterio DSM-5.3 El testimonio de la agente plantea la posibilidad que SCP-ES-299 posea efectos no registrados, y permanecerá por ello adjunta a su documento.

ENTREVISTA


FECHA: 16/03/2019

Entrevistada: Agente MONROE

Entrevistador: Doctor Marlow


Doctor Marlow: Hola de nuevo, agente Monroe.

MONROE: Buenos días, doc Marlow. ¿Cómo me fue en los exámenes de salud? ¿Algún agente memético, o algo?

Doctor Marlow: No. De hecho, estás en una muy buena condición a comparación de algunos investigadores. Ese lugar trajo de vuelta ciertos recuerdos tuyos, posiblemente de la infancia, y tal vez por eso te causó ansiedad, pero fuera de eso no hay nada anómalo en tu sistema.

MONROE: Que alivio, por un momento pensé que por fin iba morder el polvo. ¿Con que ansiedad, eh? Voy extrañar un poco el café.

Doctor Marlow: Y como había dicho usted, todo empezó al entrar a SCP-ES-299-α. ¿En qué parte exactamente sintió más cambios emocionales?

MONROE: Al ver aquella lanza. Es como si un miedo interno me invadiera. Algún… Recuerdo traumático al verla, aunque no duró más que unos segundos.

Doctor Marlow: Igualmente revisamos a la lanza, SCP-ES-299. Tiene un único símbolo, y sospechamos que quizá era un agente cognitopeligroso, pero parece ser solo una simple decoración. Tal vez emita algo de energía táumica, pero nada dañino, o que pueda causar cambios. Dice que estos recuerdos estaban ligados a su niñez, ¿no?

MONROE: Un poco. Sentía la necesidad de recordar algo muy importante y no pude hacerlo. Sigo sin… Sin poder…

(La agente MONROE comienza a hiperventilar.)

Doctor Marlow: No tiene que hacerlo, Monroe. No hay ninguna necesidad de obligarse a recordar algo. Lo más seguro es que no haya pasado nada especial. Usted misma ha dicho que no tiene ninguna experiencia con lanzas o armas blancas.

MONROE: Supongo que… Que solo será esa ansiedad. (La respiración de MONROE decelera.) A-al menos no tengo ninguna misión programada durante unos meses. Voy a poder seguir en la Fundación, ¿ve-verdad?

Doctor Marlow: ¡Por supuesto que sí, agente Monroe! Su participación en varias misiones ha sido de gran ayuda y este problema no es nada grave. Solo vaya a las psicoterapias correspondientes y pronto estará bien.

MONROE: Muchas gracias, doc Marlow. Nos vemos en las psicoterapias.


Nota de cierre: La agente MONROE tuvo una buena evolución en su tratamiento, y pudo seguir con sus actividades habituales después de un mes.

Te sientes aliviada. De hecho, tu condición mental es mejor en general desde las psicoterapias.

Posiblemente se acumuló toda esa ansiedad por tantas misiones seguidas, porque jamás tuve ningún incidente con lanzas, ¿cierto? En fin, en este mundo no hay lugar para preocuparse tanto por pequeñeces así. Por el momento solo debemos cuidar aquel Sitio en Japón. Libre de infecciones meméticas. Me siento más libre y sin ansiedad, todo pinta mejor.

Por un momento, tan solo un momento de tu vida, eres feliz en tu trabajo, y solo quieres seguir en el, resguardando esa lanza tan misteriosa. Te causa felicidad al estar enfrente del extraño objeto, ya sin preocupaciones de dentro. El Sitio-28 parece un buen lugar para ti.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License