SCP-ES-290
Puntuación: +11+x

Ítem #: SCP-ES-290

Clasificación del Objeto: Keter

Procedimientos Especiales de Contención: El Consejo Regional de Latinoamérica, en asociación con los gobiernos cuya jurisdicción abarque territorios habitados por SCP-ES-290, crearán campañas de conciencia en contra del uso de taxis y vehículos colectivos sin patente registrada, así como de apoyo al uso de servicios de solicitud de vehículo de transporte a través de aplicaciones. Todos los incidentes relacionados a SCP-ES-290 caerán bajo el Protocolo de Desinformación Mediática X-290 ("Falsos Taxistas Secuestradores").

Las instancias salvajes de SCP-ES-290 serán recuperadas por el Destacamento Móvil Pi-1 ("Urbanitos") y enviados a la Instalación-57 para su contención.

Un hábitat con una población controlada de SCP-ES-290 será mantenido por la Fundación con asesoramiento de miembros del GdI-466 Soluciones de Wilson para la Fauna Silvestre (WWS).

Hyundai_Accent_GL_1.5_CRDi_2007_(15172795802).jpg

Instancia femenina de SCP-ES-290 antes de su contención.

Jardín_Botanico_Sao_Paulo_02.jpg

Instancia masculina de SCP-ES-290 antes de su contención

Descripción: SCP-ES-290 es una raza de dipnoideos que habita en los principales núcleos urbanos de Latinoamérica, con poblaciones mayores a dos millones de habitantes. La principal característica anómala de SCP-ES-290 es que posee una apariencia muy similar a la de un taxi de 4 pasajeros. SCP-ES-290 utiliza esto como método de camuflaje y especificamente las hembras como método de cacería, siendo capaces de adaptar su apariencia a la de los vehículos comúnmente usados en su respectivo hábitat. La capacidad anómala de camuflaje parece originarse en una evolución adaptativa del mimetismo. Tanto las instancias masculinas como femeninas de SCP-ES-290 han evolucionado para tener la apariencia de automóviles que tengan una presencia importante en el entorno que habitan.

Las instancias de SCP-ES-290 se encuentran recubiertos por una capa de escamas que luce como el latón de un vehículo común, aunque exhibe una resistencia y dureza menor en comparación con el latón real. Las aletas de SCP-ES-290 parecen haber evolucionado a extremidades similares a llantas/neumáticos que les permiten movilizarse mediante agua y tierra. Las instancias femeninas aparentan ser un taxi de uso público con un peso promedio de 750kg y una capacidad máxima de 4 pasajeros. La mayor parte de este peso es producto de una capa de escamas que las recubren simulando ser el chasis del vehículo. El interior de la boca se asemeja al interior de un vehículo de pasajeros, incluyendo componentes tales como asientos de cuero. Las instancias masculinas de SCP-ES-290 son considerablemente más pequeños, dando la apariencia de ser taxis de juguete. Si bien se ha determinado que son orgánicos, estos no se han movido mientras se encuentren bajo observación.

SCP-ES-290, al ser un pez pulmonado, son capaces de sumergirse y movilizarse a través de aguas poco profundas sin problemas y, de hecho, suelen pasar la mayor parte del tiempo ocultos en ríos y lagos cerca de sus zonas de caza. La contaminación presente en varios de estos depósitos acuíferos no parece afectarles de manera negativa.

Adicionalmente, las instancias femeninas de SCP-ES-290 cuentan con un apéndice con la apariencia de un ser humano de aspecto variable, designado como SCP-ES-290-A, quien cumple la función de chófer del vehículo. La apariencia de este órgano varía en cada sesión de caza, usualmente tomando la forma de una mezcla de sus anteriores víctimas. SCP-ES-290-A es capaz de imitar el lenguaje humano, siendo capaz de seguir una conversación e incluso de desprenderse temporalmente del cuerpo de SCP-ES-290 para interactuar con sus víctimas. Debido a esto se sospecha que SCP-ES-290 posee una inteligencia similar a la humana.

El método de caza de SCP-ES-290 es nocturno y consiste recorrer zonas con gran congestión de transeúntes, haciendo uso de SCP-ES-290-A para atraer a su presa haciendo uso de amabilidad u ofreciendo una tarifa menor a la normalmente usada. Cuando de 1-4 individuos ingresan a la boca de SCP-ES-290 las ventanas se oscurecen por fuera, los asientos producen una sustancia que adhiere a sus víctimas, finalmente cuando están en una zona con menor congestión proceden a llenar su cabina con una solución ácida que derrite a la presa a la vez que absorbe sus nutrientes. SCP-ES-290 puede sobrevivir sin alimentarse por lapsos de 3 meses.

Anexo-1: Durante una redada en un bar perteneciente a los Chicago Rum Runners se logró recuperar un documento, "Carrol #043: El Pez Taxi", que describía a SCP-ES-290 y como la organización hacia uso de este. El documento nombraría a Raúl Riquelme como uno de los encargados de las operaciones relacionadas al objeto. Dos años después de la redada, durante un proceso de control de inmigración ilegal, Raúl Riquelme sería identificado por la policía local y más tarde recuperado por La Fundación. Lo siguiente es la transcripción de una entrevista realizada poco después.

Entrevistado: Pdi-180332, Raúl Riquelme.

Entrevistador: Doctor Archibaldo Morris.

INICIO DEL REGISTRO

Dr. Morris: Buenas tardes, Sr. Riquelme. Me presento, soy el doctor Archibaldo Morris y estoy aquí para hacerle algunas preguntas.

Pdi-180332: ¿Por qué la Fundación me envió un niño en silla de ruedas? ¿Tan poco les importa sacarme la información que tengo?

Dr. Morris: Mi estado de salud es irrelevante para esta entrevista. He venido a hacerle unas preguntas respecto a un proyecto en el que participó durante su tiempo con los Chicago Rum Runners.

Pdi-180332: Era broma, ríase un poco. ¿Qué necesita específicamente de mí?

Dr. Morris: Bueno, quisiera que viera estas fotografías y me dijera si le dicen algo.

El Doctor Morris le entrega las fotografías del documento confiscado y Pdi-180332 procede a observarlas un momento.

Pdi-180332: Si, lo recuerdo. Carroll 043: El Pez Taxi. ¿Están teniendo problemas con esas malditas cosas?

Dr. Morris: Correcto. SCP-ES-290 le llamamos. ¿Qué puede decirnos de ellos?

Pdi-180332: Esa información no será gratis, doc, quiero que la Fundación asegure mi liberación temprana y se me compense por los daños causados a mi persona.

Dr. Morris: No estás en situación para negociar (El doctor señala al guardia.). Mira, te estoy ofreciendo la opción de cooperar de forma civilizada. No querrás que tengamos que hacer esto por las malas.

Pdi-180332: Está bien, olvídalo. Como sea. Bueno, yo, cuando era niño, mi viejo tenía esta lata de sardinas soviética, no pasaba una semana sin que esta se descompo…

Dr. Morris: Sr. Riquelme, le pido que se enfoque únicamente en la información que tenga en relación a SCP-ES-290.

Pdi-180332: (Ríe) No se ponga tan serio, doc, eso es lo que hago. Esas porquerías son soviéticas, me lo contó un ex-miembro de los rusos… ¿PRU era? No importa. Se unió a nosotros. Fue quién propuso que usáramos los peces para contrabando y el sacarnos metiches de encima. Igor… algo se llamaba.

Dr. Morris: ¿Dónde está él ahora?

Pdi-180332: Muerto… (Se mira las manos) Bueno, como iba diciendo, en Cuba es muy común que la gente conduzca estos autos defectuosos de más de 50 años importados de la Unión Soviética, muchos de nuestros compañeros cubanos nos unimos a los gringos para no tener que conducir esas porquerías heredadas de nuestras familias.

Dr. Morris: Es una interesante anécdota pero esos no son los vehículos que tienen mi interés en estos momentos.

Pdi-180332: Para allá voy. Los rojos no solo eran terribles en la industria automotriz, sino que también amigos muy desconsiderados; recibíamos los autos que ni ellos y ni sus otros aliados querían. ¡Así se hace en la madre Rusia! Supongo. Cuando vieron que ni los científicos nazis que habían secuestrado podían hacer algo para lograr que el motor no explote, se lo ingeniaron con lo mejor de su propia tierra. Eso es todo.

Dr. Morris: ¿Entonces es eso? (Suspiro) ¿Autos soviéticos come humanos? Ya sabemos que fueron parte del intercambio económico de los países, el documento lo dice y lo viste. ¿Tienes algo nuevo que decirnos?

Pdi-180332: Vale. ¿Ustedes saben sobre ellos? ¿Sobre los adoradores de la carne?

Dr. Morris: Tal vez hemos escuchado algunas historias. Pero no estoy seguro si ellos cooperarían con el gobierno soviético.

Pdi-180332: Tal vez no cooperar con los soviéticos, pero si obligarlos a servir a su patria, y con unos cuantos héroes caídos por su amada nación, consiguieron un par de sacerdotes lo suficientemente capaces y cooperativos como para tomar el trabajo. ¡Coches modernos y funcionales, cargados con sangre al alcance de la clase trabajadora! Solo faltaba la materia prima.

Dr. Morris: Entendemos que SCP-ES-290 son animales marinos, ¿es esto cierto?

Pdi-180332: No marinos realmente, por lo que me contó, esos follatripas estaban tan sorprendidos como los demás cuando los vieron. Horrendos cuasi-peces gigantes cubiertos de nieve, más que cubiertos, camuflados como iglús y cuevas esperando que algún desgraciado se meta a su boca por refugio.

Dr. Morris: ¿Supieron de alguna propiedad extraña en estas criaturas antes del proceso?

Pdi-180332: No lo sé, pero tienes suerte que el anciano hablaba de esto todo el tiempo, hablaba de como formó parte de un robo a una de las maquinarias de una Fabrica en los Estados Unidos. Probablemente para integrar las partes mecánicas. Todo fue bien pero también fue mal, los vehículos se movían con la sangre pero preferían las presas vivas.

Dr. Morris: Habla como si hubiera estado ahí.

Pdi-180332: No estuve en Rusia, te digo que este anciano no dejaba de hablar de esto. Donde si estuve fue en Cuba, donde imagino todo fue peor. Al principio nadie culpó a los vehículos. Fueron una buena manera de ahorrar recursos después del bloqueo gringo. Los alimentamos con la sangre de animales, pero algo sucedió y la gente comenzó a desaparecer. Luego llegaron los rumores, hubo un punto donde era raro encontrarse con alguien que no estuviera buscando a un familiar o un amigo desaparecido. Algunos culpaban a los gringos, y algunos otros a la revolución, pero en realidad eran estas mierdas.

Dr. Morris: Debe haber sido aterrador.

Pdi-180332: Tenía una prima que se perdió, nosotros asumimos que se había ido con su novio, ellos querían venir a aquí a Chile de ilegal. Él era mucho mayor que María y mi tía no lo soportaba. Aún así el bastardo llegó a molestarme en mi trabajo y me reclamó de como ella se había atrevido a abandonarlo en el puerto. Le partí la nariz y no supe más de él.

Dr. Morris:¿No llegó usted aquí por indocumentado? Quién diría que un miembro de la mafia anómala seria encontrado así. Irónico. (risa ahogada).

Pdi-180332: Veo que si tiene sentido del humor y uno muy cínico, le estoy contando una tragedia familiar, ¿sabe? Como sea, el MAC comenzó a hacer algo a lo que no estaban realmente acostumbrados: ayudar a los cubanos, y su inexperiencia fue notoria. O tal vez tenían otras ideas detrás de estos vehículos, nunca se sabe con esos hijos de puta. En fin, terminaron pidiéndonos ayuda, y hubo un punto en el que comenzaron a obligar a algunos de nosotros o a ser comida de llantas. Aún con nuestra ayuda la cosa seguía mal. No teníamos el equipo ni la gente necesaria para controlar una plaga como esta. Los soviéticos estaban muy ocupados muriendo y ustedes los limpia desastres no nos iban a dar una mano, así que había que pensar en algo más. El MAC terminó encontrando una solución satisfactoria a todo esto, y los ayudamos a hacerlo.

Dr. Morris: ¿Y qué hicieron?

Pdi-180332: Dígame, doc, ¿qué se hace cuando te peleas con los encargados de llevarse la basura de tu casa?

Dr. Morris: Ustedes…

Pdi-180332: La vuelves el problema de alguien más

FIN DEL REGISTRO

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License