SCP-927
Puntuación: +1+x

Ítem#: SCP-927

Clasificación del Objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: El vecindario que contiene a SCP-927 debe ponerse en cuarentena; no se permitirá el ingreso de civiles. SCP-927 debe contar con diez (10) miembros del personal de contención biológica en todo momento. Los lanzallamas se mantendrán en el lugar en todo momento y se utilizarán en caso de que las propiedades cercanas se infesten.

Cualquier civil que pregunte sobre el porque del nivel de seguridad de SCP-927 debe ser informado de que el área ha sido puesta en cuarentena como resultado de una fuga de radiación. En el caso de una investigación prolongada por parte de civiles, las personas involucradas deben ser detenidas y dosificadas con amnésicos Clase A.

Descripción: SCP-927 es una residencia destartalada de tres pisos en la pequeña ciudad de ███████. Dos (2) cadáveres ligeramente descompuestos están presentes dentro de SCP-927, un hombre y una mujer. El cadáver masculino muestra signos de traumatismo cerrado en la cabeza y el cuello, y laceraciones severas en la pierna derecha. El cadáver femenino muestra signos de estrangulación y traumatismo cerrado en las costillas.

Presente en una mesa dentro de la cocina de SCP-927 hay un vaso de refresco carbonatado, que ha perdido todo su gas. Un frutero en la misma mesa contiene una manzana ligeramente podrida. La pierna en la esquina noreste de la mesa se ha roto y ha sido reemplazada por un poste de hierro, toscamente sujeto a la mesa con clavos. En la pared del comedor de SCP-927 hay una pintura de un girasol ligeramente desgarrada. Las escaleras que conducen al segundo piso de SCP-927 están levemente dañadas y el tercer escalón se ha roto por completo. Los signos de infestación de termitas son evidentes dentro de SCP-927.

La fuente de las propiedades anómalas de SCP-927 es una forma no identificada de microorganismo, en lo sucesivo denominado SCP-927-1. SCP-927-1 ha infestado todas las superficies dentro de SCP-927, y también está presente en todos los líquidos en la residencia. Desde la infestación SCP-927-1, SCP-927 no ha mostrado un colapso estructural adicional y todo el tejido biológico dentro de SCP-927 ha dejado de descomponerse.

SCP-927-1 se reproduce rápidamente y en varias ocasiones ha infestado otras propiedades en el área. Luego de la infestación de una residencia, SCP-927-1 procederá a replicar las condiciones de SCP-927. SCP-927-1 infestará a cualquier ser humano en la residencia, generalmente matándolos cavando un túnel a través de su corazón. SCP-927-1 procederá a dañar sistemáticamente el cadáver.

En el caso de los hombres, SCP-927-1 replicará un traumatismo cerrado en la cabeza y el cuello, y hará un túnel a través de la pierna derecha para crear laceraciones severas. En el caso de las mujeres, SCP-927-1 aplicará un trauma preciso para simular el estrangulamiento y un traumatismo cerrado en las costillas. Si hay más humanos que residen en la residencia infestada que SCP-927, cualquier cadáver adicional dentro de la residencia infestada se descompondrá extremadamente rápido, hasta que no quede evidencia de su existencia. SCP-927-1 dentro de los cuerpos de las víctimas, a través de un proceso aún desconocido, alterará su ADN hasta que sea idéntico al cuerpo correspondiente dentro de SCP-927.

Cualquier líquido carbonatado dentro de SCP-927 perderá su gas y la fruta se pudrirá hasta cierto punto, y luego cesará la descomposición por completo. SCP-927-1 convertirá la pata en la esquina noreste de cualquier mesa dentro de una residencia infestada en una de hierro, y producirá clavos idénticos a los de SCP-927. Cualquier pintura, retrato o fotografía dentro de la residencia infestada se convertirá en una pintura ligeramente desgarrada de un girasol.

Si las residencias infestadas por SCP-927-1 poseen un segundo piso, el tercer paso será realizar túneles en las paredes hasta el colapso del piso. SCP-927-1 producirá termitas vivas dentro de las paredes hasta que la residencia se pueda considerar infestada. SCP-927-1 realizará un túnel a través de las superficies hasta que hayan alcanzado un estado de colapso similar al de SCP-927.

La eliminación de objetos de SCP-927 parece no tener ningún efecto en este proceso de conversión, ya que parece que SCP-927-1 está operando en una 'plantilla' del estado de SCP-927 cuando se infestó por primera vez. SCP-927-1 ha demostrado ser vulnerable al calor, y se recomienda el uso de lanzallamas para tratar con residencias infectadas.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License