SCP-906

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: 0+x

Ítem #: SCP-906

Clasificación de objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: El sujeto debe estar contenido en un recinto de titanio de doce (12) centímetros de grosor, y de tres (3) por tres (3) metros cuadrados, completamente hermético y rodeado de vidrio resistente al ácido. La temperatura debe ser mantenida por debajo de 5 grados Celsius. Si la temperatura excediera este límite, todo el personal debe ser evacuado a una distancia de al menos cien (100) metros. El área inmediata a aquella que contiene el recinto debe ser aislada hasta que la temperatura haya sido bajada. La celda de contención debe ser mantenida dos veces a la semana, y revisada en busca de corrosión o brechas. Cualquier daño a la celda de contención debe ser reparado inmediatamente.

SCP-906 debe ser vigilado en todo momento desde cuatro (4) cámaras digitales montadas en cada esquina del recinto. Cualquier comportamiento anormal reportado desde estas cámaras resultará en el cierre inmediato del área alrededor de la celda de contención. El acceso a SCP-906 está permitido solo a personal Clase-D supervisado, para alimentación o mantenimiento del recinto. SCP-906 debe ser alimentado con 80 kg de carne cruda cada cuarenta y dos (42) horas.

Descripción: SCP-906 es una masa pulsante de invertebrados de color marrón oscuro similares a gusanos. Estos organismos parecen interactuar en una manera uniforme, formando un "superorganismo" colonial, de una manera similar a las hormigas legionarias. Por razones actualmente desconocidas, SCP-906 usualmente hará que su "cuerpo" tome la forma de una figura muy tosca parecida a un humanoide. SCP-906 muestra ser capaz de un movimiento bípedo primitivo en este estado; sin embargo, cuando viaja distancias largas, se convertirá en una masa aplanada con una mayor eficiencia de movimiento.

SCP-906 es capaz de secretar un fluido viscoso, semi-translúcido y altamente corrosivo, similar al color de su piel. Esta sustancia ha mostrado tener una fuerza ácida comparable al ácido fluorhídrico, pero tiene un efecto menos pronunciado en el titanio, no tiene ningún efecto en el vidrio resistente al ácido, y [DATOS BORRADOS]. Esta substancia muestra la habilidad de romper dientes, huesos, cabello, uñas, ropa, joyería, y algunos tipos de equipo en menos de una hora.

SCP-906 es un depredador altamente agresivo; cuando está hambriento, pululará sobre cualquier criatura viva en su camino, y la cubrirá con su secreción ácida, por consiguiente descomponiendo la materia en un lodo líquido el cual después consume. Intentos de remover a SCP-906 durante el proceso de alimentación han sido infructuosos. Cuando una presa designada está cerca, SCP-906 alterará su forma en aquella de una "alfombra" en flujo, y se moverá a través de cualquier superficie para poder perseguir a su presa hasta capturarla. Debido a la pequeña anchura de los organismos que lo componen (dos (2) centímetros de ancho), las barreras solo retrasarán su avance. Los obstáculos que no puedan ser superados serán destruidos por la substancia ácida que SCP-906 secreta. SCP-906 también ha mostrado la habilidad de tomar rutas alternativas para alcanzar su presa, tales como desagües, plomería, y ductos de ventilación.

A través de métodos actualmente desconocidos, SCP-906 parece ser capaz de imitar sonidos similares a los de un animal, y "repetir" el habla humana, en lo que es descrito como "una voz raspada y ronca", mientras está en su forma humanoide. SCP-906 parece usar esta habilidad para atraer presas hacia áreas de las cuales es difícil de escapar, tales como precipicios profundos o redes de corredores laberínticos. Reportes de testigos oculares de la brecha de contención 906-2-10-01A detallan a SCP-906 "provocando" a víctimas potenciales, e incluso emitir una sonido de "algo como una risa", antes de atacar a su presa. Este comportamiento sugiere un tipo de conciencia rudimentaria, pero es desconocido cómo una criatura compuesta de varios miles de organismos individuales es capaz de lograr esto.

Cuando los especímenes de SCP-906 son removidos del "cuerpo" principal, intentarán regresar a la masa central, y se sabe que disolverán cualquier obstáculo en su camino. Debería notarse que los especímenes individuales no muestran el mismo nivel de habilidades de navegación como las del superorganismo completo. Los especímenes de SCP-906 han mostrado tener la capacidad de reconstruirse en varias versiones cuando son dañados, en una manera similar a los gusanos de tierra típicos. E.g., partir a un espécimen de SCP-906 resultó en cada pedazo creciendo en un organismo propio.

A pesar de esto, los especímenes de SCP-906 han sido destruidos mediante incineración, congelamiento y desintegración de cuerpo completo. Si la necesidad de destruir a SCP-906 alguna vez surgiera, el uso de lanzallamas o nitrógeno líquido esta permitido. Sin embargo, los especímenes de SCP-906 se dividirán a si mismos y se "multiplicaran" en el curso de varias horas si la masa fuera severamente reducida. Si SCP-906 alguna vez requiriera ser eliminado, todos los especímenes deben ser eliminados para prevenir a SCP-906 de reformarse. Para poder mantener a SCP-906 en un estado más controlable, el recinto en el que está alojado debe ser mantenido en una temperatura menor a cinco (5) grados Celsius en todo momento, pues esto a mostrado reducir el movimiento, tiempo de reacción, habilidades reproductivas, y metabolismo de SCP-906.

Anexo 906-05-01: La experimentación con SCP-906 resultó en un Clase-D siendo atacado antes que una vaca. Una segunda prueba fue conducida sobre este asunto, en la que un cerdo, oveja, perro y un caballo fueron colocados al lado de un Clase-D. SCP-906 una vez más atacó al Clase-D primero. El segundo animal atacado fue el cerdo, seguido por la oveja, el caballo, y finalmente, el perro.

Anexo 906-05-02: Durante el mantenimiento rutinario del recinto, se reportó que SCP-906 "le habló" a un miembro del personal supervisor, diciendo su nombre varias veces. La razón por las que hizo esto es desconocida, y el miembro del personal, el Dr. Anthony Richards, reporta estar "muy perturbado" por los acontecimientos, y ha expresado su deseo de mantenerse lejos de SCP-906 en el futuro.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License