SCP-009-FR

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: 0+x
SCP-009-FR

Espécimen de SCP-009-FR-1.

Ítem #: SCP-009-FR

Nivel de amenaza: Verde

Classe: Seguro

Procedimientos especiales de contención: Se debe bloquear el acceso del bosque de ██████ a todo individuo que no sean miembros del personal. La zona está vallada impidiendo el acceso a miembros no autorizados. Está señalada en las cartas como zona militar. Le será prohibido a todo miembro del personal salvo al de Clase-D para entrar y acercarse a menos de cincuenta metros de la manada. La Fundación juzgo que tenían suficiente información sobre SCP-009-FR, los test están prohibidos hasta nuevo aviso. Está prohibido a todo miembro del personal intentar un contacto con SCP-009-FR a menos de cincuenta metros. Si un miembro del personal pasa ese límite, el personal de seguridad deberá darle un aviso; si hace caso omiso, se permitirá el uso de dardos tranquilizantes.

Descripción: SCP-009-FR es una manada de Capreolus capreolus (vulgarmente conocidos como corzos) que viven en los bosques de ██████, en Francia. La manada es inteligente e integralmente compuesta por hembras, son siete (7) en total. Todos los especímenes son designados como entidades SCP-009-FR-1. Sus características físicas son normales, salvo que algunas facciones de su cuerpo (incluyendo la cabeza, las patas y la cola) están cubiertas de clavos de dos (2) a ocho (8) centímetros de largo, que están clavados en su epidermis.

Cuando un espécimen de SCP-009 FR-1 se siente amenazado, algunos de sus clavos desaparecen, para reaparecer en el organismo del individuo considerado una amenaza. Imágenes a cámara lenta mostraron una anomalía espacial de unos cinco (5) milímetros se abre en el centro de cada clavo que va a teletransportarse,y los absorbe antes de cerrar la anomalía espacial, Para abrirse en el organismo de la amenaza donde los clavos serán materializados instantáneamente, provocando daños físicos que pueden llegar a ser muy graves. Segun el sentimiento de amenaza de SCP-009-FR, serán mas o menos numerosos a actuar, y mayor será el número de clavos teletransportados en el cuerpo de la víctima. Las acciones que considerarán como amenaza son las mismas que considera una manada de Capreolus capreolus normal, incluido el hecho de acercarse. Independientemente del tipo de amenazas, los especímenes siempre usaran su anomalía como primer recurso y nunca tomaran una alternativa como la huida.

Anexo SCP-009-FR-A: Ha sido descubierto que una armadura de plomo impide a las instancias de 009-FR-1 teletransportar clavos en el individuo que la lleva. Esto se reveló útil para capturar especímenes, que fueron previamente tranquilizados con dardos epidérmicos. Los otros especímenes
no intentaron defender a la instancia que se recuperó, y mantuvieron una distancia de diez (10) metros de los miembros del equipo de operaciones. Se noto que varios clavos estaban desapareciendo de varias entidades SCP-009-FR-1, pero ninguna herida fue reportada por el equipo de recuperación. La localización de los clavos que fueron teletransportados es desconocida.

Anexo SCP-009-FR-B: Pruebas que se llevaron a cabo del espécimen capturado demostró una concentración elevada de hierro en la sangre, de al menos [DATOS ELIMINADOS]. Cuando un espécimen teletransporta sus clavos, se crea una hemorragia benigna. De dos (2) a siete (7) minutos después de la teletransportación, se activa una reacción. La sangre que sale de la herida aumenta considerablemente su concentración en hierro, llegando hasta el cien por cien (100%), tomando la forma de un clavo. El proceso dura unos cuarenta (40) segundos acabando en la formación de un nuevo clavo, reemplazando el que había sido usado. El mismo procedimiento ocurre cuando el espécimen tiene una herida no letal, de esta manera cura su hemorragia y al mismo tiempo forma nuevos clavos.

Anexo SCP-009-FR-C: Se demonstro que los SCP-009-FR-1 no poseen un envejecimiento celular; eso los vuelve técnicamente inmortales. Sin embargo, una herida que es letal para un espécimen de Capreolus capreolus no anómalo lo es también para todo 009-FR-1, estos sin disponer de ningún tipo de resistencia particular. Varias búsquedas se llevaron para encontrar más especímenes SCP-009-FR, ninguna tuvo resultado. Siendo esta la única manada existente, y estando formado integralmente de hembras, hasta la fecha ningún nuevo espécimen nació. Como SCP-009-FR no se considera una amenaza si no se lo amenaza, deberá ser confinado dentro del bosque de ██████ y ningún espécimen tendrá que ser eliminado. El especímenes que ha sido capturado para las pruebas a sido reintegrado en la manada.

Anexo SCP-009-FR-D : Un macho no anómalo fue integrado en el grupo en junio, para realizar una prueba en la cual se determina si una reproducción es posible. Al momento que el macho entro en calor (en julio), los especímenes, por una razón desconocida, lo consideraron como una amenaza, resultando en la muerte del macho. La disección que se realizó después de la muerte del macho sacó unos setenta y dos (72) clavos dispersados en el cuerpo.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License