Peligro: ¡Igniciervos!
Puntuación: +19+x

Peligro: ¡Igniciervos!

Fire-1.jpg

¡Hola, soy un Igniciervo! Me podrás reconocer por mi apariencia muy similar a la de mi primo el Ciervo Rojo y mi incandescente cornamenta de fuego vivo. ¡Descuida! No me hace daño, pero deberías tener cuidado conmigo y mi fuego de todas maneras.

Amo mucho a mi familia y me entristece estar lejos de ella, ¡así que los invité a quedarse conmigo aquí en mi nuevo hogar en el verde Amazonas! Es un bosque enorme en Brasil, lleno de criaturas y plantas de todo tipo, ¡incluyendo especiales como nosotros!

Mi familia lo es todo para mi, eso significa que los extraños me ponen muy nervioso cuando se acercan demasiado a nosotros, así que por favor guarda las distancias, ¡especialmente si tienes elementos inflamables! ¡Eso sería peligroso para todos en el bosque!

Hemos aprendido muy bien lo peligroso que es el fuego, y aunque no podamos controlar el de nuestras ornamentas, siempre damos lo mejor de nosotros para evitar quemar cosas, así que solemos quedarnos en los valles. Si un accidente llega a ocurrir cubrimos con tierra la llama lo más rápido que podemos, ¡nosotros si escuchamos atentos a los bomberos!

¡Precauciones y Curiosidades Sobre Mi!

  • Me cuesta distinguir entre el amarillo y el naranja, ¡pero usar esa ropa no te hará invisible a mis ojos!
  • Puedo saber qué hay en tu picnic a casi un kilómetro de distancia, ¡no descuides tu comida!
  • Mis oídos son muy buenos para reconocer sonidos extraños al bosque, ¡sabemos si nos visitas!
  • Nos dan miedo las personas que se acercan a nuestras familias, ¡no nos visites!
  • ¿Sabías que la intensidad de nuestro fuego denota nuestras emociones? ¡Entre más brillante más felices! Entre más pequeño más tristes…
  • ¡A los jóvenes nos gusta festejar juntos! A veces formamos un fuego y nos ponemos a saltar a su alrededor por horas
  • ¡Los biocombustibles son manjares para nuestro paladar!
  • Nuestro fuego da energía a nuestro corazón y no al revés. No dejes que nuestra llama se extinga

¡Importante Recordatorio!

La caza del Cervus ignis (Igniciervo), así como la de cualquier otra criatura con capacidades anómalas, está estrictamente prohibida. Los cazadores, así como los individuos que posean bienes derivados de la caza de esta especie, arriesgan perder todos sus privilegios como ciudadanos de una comunidad anómala si es que los poseen.

La domesticación de este animal se ha considerado inviable y peligrosa, por lo que será penalizada con la revocación de los privilegios anteriormente mencionados.

Exponer la existencia de esta criatura al ojo público resultará en la pérdida de privilegios y reubicación del o los infractor(es) a la Instalación-171

— Alonso de la Cruz
— Protección de Animales Anómalos
— Fundación SCP

Para más información o denuncias:
Dirección: Av. Heliconia, Pueblo Salto del Amazonas2
Teléfono: +55 2913-5931
Correo Electrónico: matal.nosliwedsenoiculos|ofni#matal.nosliwedsenoiculos|ofni
¡Soluciones de Wilson para la Fauna Silvestre! ⁂ soluciones-de-wilson

Enviado por: Alonso de la Cruz
Destinatario(s): Tim Wilson
Fecha: 27/10/2007

Wilson,

Me comunico contigo para hacerte saber que he revisado tu propuesta y me temo que vamos a tener que denegarla. Estas criaturas no pueden seguir libres en el Amazonas. Es cierto que desde que llegaron ustedes se han reducido drásticamente los incendios provocados por estos animales hasta casi mitigarlos por completo, pero con los años hemos comenzado a notar que empiezan a perderle el miedo a los humanos.

El otro día nos informaron de uno con la nariz puesta en un basurero en Manaos. Los civiles pensaron que se estaba quemando y el pobre termino muriendo por el agua que le lanzaron. Aquella vez tuvimos suerte y pudimos aprovechar la situación para declarar su causa de muerte como intoxicación por basura, pero esto ha dejado de volverse divertido, Wilson.

La gente y los animales se están poniendo en peligro los unos a los otros.

Vamos a tener que cancelar este proyecto. Quiero a todos los Igniciervos en cautiverio lo antes posible.

Atentamente,
Alonso de la Cruz

Enviado por: Tim Wilson
Destinatario(s): Alonso de la Cruz
Fecha: 6/11/2007

Sr. De la Cruz,

Hicimos lo que nos pidió, pero tuvimos un problema mientras estábamos en eso. Los muchachos y yo nos estábamos tomando un café y unas galletas luego de terminar de cargar a algunas familias de los dormilones dentro de los camiones, cuando llegaron. ¡Aborígenes! Llegaron montados en animales como jaguares azules de tres patas y nos apuntaron con sus flechas a mi y los chicos. No pudimos hacer más que levantar las manos y esperar lo mejor.

Uno de ellos, uno de cabello muy largo y montado en el jaguar azul más grande de todos, se acercó a mi y comenzó a decir un montón de cosas que no entendía. ¡Luego me quitó mi café y se llevaron a los igniciervos del camión! Fue demasiado rápido, pero todavía lo recuerdo con el corazón agitado.

Solo espero que no les vayan a hacer daño, ¡esas criaturas no tienen culpa de nada!

Esperando comprensión,
Tim Wilson

Enviado por: Alonso de la Cruz
Destinatario(s): Tim Wilson
Fecha: 11/7/2007

Sr. Wilson,

Aborígenes montados en igniciervos atacaron con flechas de fuego uno de nuestros equipos de reconocimiento en el bosque del Amazonas. No es la primera vez que algo como esto sucede y no creo que sea la última.

Se dice que el mayor nexo de actividad anómala en el mundo reside en Estados Unidos, pero están equivocados, solo es el lugar más vigilado. De todo el mundo, esta región posee algunos de los bosques y paisajes más grandes y diversamente anómalos que existen, ¿y me van a decir que casi no hay anomalías? Está lleno, rebosando el vaso, pero nuestros ojos no son tantos como los de sus Supervisores Estadounidenses.

Soluciones de Wilson se ha establecido muy fuertemente en Norteamerica y Japón. Me parece que es momento de dejar los pequeños experimentos y asentarse en Latinoamérica.

Los animales de esta parte del mundo también lo necesitan, Wilson. Estaré atento a su respuesta.

Buscando lo mejor,
Alonso de la Cruz

Enviado por: Tim Wilson
Destinatario(s): Alonso de la Cruz
Fecha: 13/7/2007

Sr. De La Cruz,

¡Este mes en Brasil ha sido toda una montaña rusa de emociones! De pequeño siempre escuché a mis profesores hablar sobre la increíble variedad de animales que existían en el Amazonas, me pregunto si se habrá imaginado que eso también aplicaría a lo anómalo.

Los indomables monoelefantes, los imponentes igniciervos, esas fascinantes orugas de metal que se transforman en pequeños tanques cuando se siente amenazadas, y ahora estos grandes jaguares. Mi equipo y yo estamos fascinados y no podemos esperar por ver más. Usted me llamará para decir cuando nos reunimos para discutir los detalles.

¡La familia se expande a Latinoamérica!

Deshaciendo las maletas,
Tim Wilson

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License