DM Sigma-5 "Golpeadores de Calabazas"

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: +1+x

La luz de la luna brillaba sobre un campo de calabazas. La granja era la imagen de la serenidad misma, hasta que un grito desgarrador rompió el silencio. "¡Muevanse!" gritó Alfa. Los cuatro agentes del DM se dividieron por el campo, con sus rifles de asalto y linternas iluminaban las calabazas completamente desarrolladas.

"¡Por qué estamos aquí? No nos dijeron que debíamos buscar, Jefe," preguntó Beta.

"Yo… bueno, No lo sé con certeza. Pero media docena de personas han desaparecido aquí, y todas las calabazas de los campos de alrededor del lugar se estropean durante la temporada de cosecha. Ambas cosas no suenan bien," respondió Alfa. "Solo busca algo fuera de lo ordinario."

Recorrieron el campo por horas buscando cualquier cosa que se consideraría anómala. Un espantapájaros que se parecía mucho a Delta, un coyote muy enojado, y una calabaza con forma de pelota de baloncesto (pero que no rebotaba como una) no aplicaban como esencial.

"No hay nada aquí, jefe." dijo Gamma después de realizar una inspección profunda en una enredadera.

"Bien. Retirémonos y regresemos al sitio. Probablemente sea algún asesino psicópata o alguna mierda parecida." Alfa se dio la vuelta y comenzó a caminar en dirección al transporte. "Muy apropiado, dada la fecha y todo."

"¡Quizás podamos ver el final de la fiesta de Halloween!" vitoreó Delta. El resto del equipo volvió a mirar al miembro nuevo del DM.

"Diablos niño, nadie va a las fiestas del sitios. Los directores siempre encuentran la manera de decir que no hacemos suficiente trabajo. Les gusta vernos moverse y hacer esta mierda," se quejo Beta.

"Quiero decir, una fiesta es una fiesta, ver- pero que" dijo Delta, interrumpido por su pie luego de pisar una calabaza pequeña. "Espera, ¿Qué demonios? Líder, cheque esto. La calabaza esta como, mutada o algo así."

De hecho, la calabaza se desprendió de las botas de acero de Delta, derramando una mezcla de todo tipo de dulces y caramelos, todos envueltos en un lodo de color rosa. Los agentes estaban fascinados.

"Empaca una muestra de Snickers para el transporte," ordenó Alfa, justo antes de que un gran chillido sonará a través del campo. Los miembros estaban listos en un instante, incluso Delta, con los rifles levantados y las espaldas cubiertas uno con el otro. Habían sido entrenados intensivamente en tácticas de alto riesgo, por lo que no dudaron cuando una calabaza salió del suelo y se abalanzó sobre ellos con sus delgadas patas de madera. 3 disparos después, estaba en el suelo, dejando caer un Twizzle color rojo sangre con él.

"¿Solo eran dos?" preguntó Delta, confundido.

"Buen trabajo niño, ahora nos has metido en un infortunio." le gritó Gamma.

Mientras puntualizaba sus palabras, otro chillido sonó y las calabazas brotaron de las enredaderas. Algunas se balanceaban amenazadoramente, mientras otras no perdieron el tiempo en atacar al destacamento.

Las balas sonaban como lluvia, cada miembro disparaba a su propio estilo. Alpha apuntaba metódicamente a una calabaza solitaria, la hizo estallar y luego apuntó hacia otro objetivo. Beta movía su arma de lado a lado, disparando cualquier calabaza bestia que se acercara demasiado y bañando el campo de batalla con suficientes dulces para empalagar a un. Gamma disparaba como un loco, sin pensar en la munición ni en la precisión, deleitándose con la lluvia de azúcar. Y Delta trataba de ayudar, pero fuera de ser su primera emboscada real, o del estrés, o tal vez por su arma atascada, pero por alguna razón decidió recurrir a sostener su rifle como un bate y aplastar cualquier cosa que se acercara demasiado (por ejemplo, a la pierna de Gamma, e inmediatamente recibió un golpe en el pecho.).

Independientemente del método que estuviesen usando, el equipo se abrió paso a través de las docenas de los pequeños monstruos calabaza, ya sea disparandolas o aplastandolas, hasta que los disparos se detuvieron y estuvieron rodeados por docenas de cadáveres pequeños con forma de fruta y con suficientes Milky Ways, Twizzlers, Nerds, Hersheys, SweeTarts, y Pixy Stix como para abrir una dulcería. Sin mencionar las suficientes manzanas para abrir un pequeño carrito de comida.

"Te acostumbraras, chico. En este trabajo encuentras cosas raras", lo aconsejó Beta. Pero cuando comenzó a quejarse del contrato fue interrumpido por el ruido del suelo. Intentaron mantenerse en pie, mientras una versión gigantesca de las calabazas que acababan de destripar se elevaba de la tierra con sus patas delgadas.

"Mierda."

El equipo abrió fuego, pero la piel de la abominación calabaza bloqueaba la mayoría de las balas. Un puñado rompió su caparazón, abriendo huecos de dulces que comenzaron a fluir en grandes cantidades. La bestia avanzaba lentamente, extendiendo una de sus patas…

Y conduciéndolo directamente a través del estómago de Gamma.

Gamma gritó antes de ser levantado en el aire por la fruta de 6 metros de altura. Los miembros restantes lo miraron, el escuadrón aún soltaba una lluvia de balas y por un momento Gamma dejó de gritar.

Luego estalló en una lluvia de dulces.

"¡Jesús!" gritó Alfa mientras llovían los restos azucarados de su soldado. La calabaza aprovechó la oportunidad para lanzarse hacia adelante y agarrar a Beta, instantáneamente haciéndolo explotar en una pila de dulces.

Alfa y Delta retrocedieron cuando la calabaza avanzó hacia ellos, moviendo las varias Twizzlers y barras de chocolate de las que se habían convertido la mitad del equipo. Por un momento, todo se había perdido. Entonces Alfa sacó algo de su hombro. Luego corrió hacia adelante con valor y saltó directamente a las fauces del monstruo.

La calabaza, bastante complacida y feliz por este giro de los acontecimientos, se comió a Alfa. Por un momento, la calabaza detenía su avance para masticar al Jefe. Luego explotó violentamente cuando la granada que Alpha sostenía detonó dentro de su estómago.

Delta se protegió los ojos cuando una lluvia de caramelos cayó sobre él, y la fuerza de la explosión lo empujo para atrás. Estaba echado en el campo bañado con suficiente glucosa como para provocar diabetes a 682, y luego vio salir el amanecer sobre el campo, rodeado de lo que parecía ser o no los restos de sus colegas.


Delta caminó a través del corredor de seguridad subterráneo que conduce al Sitio-39, el eco de sus botas se hizo cada vez más evidente con cada paso. Su rostro con los ojos abiertos era impasiva, as mientras escaneaba la tarjeta y empujaba la puerta para abrirla. La fiesta de Halloween en el sitio había acabado, una docena de investigadores conversaban y sostenían tazas de un ponche (sin alcohol) mientras sonaba una música cursi por el altavoz. La pared opuesta a la puerta estaba decorada con una gran pancarta con las palabras "FELIZ HALLOWEEN" junto con esqueletos y… calabazas. El resto del grupo finalmente lo notó.

"Hey Jeff, te perdiste toda la fiesta. ¡Estábamos intercambiando dulces! ¿Donde esta el resto del equipo?" Preguntó el Investigador Junior Smiths.

Delta simplemente se agachó y vomitó.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License