Dentro De La Pared
Puntuación: +4+x

Hay una chica que vive dentro de mi pared.

Es más baja que yo y tiene el pelo largo y negro. A veces le gusta ponerse de pie sobre las cosas para fingir que es más alta que yo. Me gusta ser más alto, pero la hace feliz, así que la dejo.

Juega conmigo, pero normalmente gano. A veces llora cuando gano. No me gusta cuando llora. La dejé ganar después para que no llorara más. Me gusta cuando no llora.


Hay un chico que vive dentro de mi pared.

Tiene ojos verdosos y pardos y es alto. Es muy bueno jugando. A veces le gano, pero creo que se deja. Tal vez sólo esté jugando mejor.


Hay un chico que vive dentro de mi pared.

Descubrí que es un poco más joven que yo. Por eso es raro que aún sea más baja que él. Le pregunté a mamá por qué era más alto que yo, pero ella dijo que él no era de verdad. Pero sé que lo es, jugamos juntos todas las noches.


Hay una chica que vive dentro de mi pared.

Cuando se lo dije a papá, me dijo que tenía que madurar y dejar de jugar con mis amigos imaginarios. Pero ella no es imaginaria. Si ella es imaginaria, ¿cómo podríamos jugar a hacer hamburguesas? ¿O cómo podría ganarla en Candyland?


Hay una chica que vive dentro de mi pared.

Hoy jugamos a las cartas - ¡finalmente me ganó de verdad! Cuando le dije que no la dejé ganar, estaba muy emocionada. Ella sonreía tanto y sus ojos se veían tan grandes y felices. Me reí de ella porque se veía tan divertida y feliz. Pero no lo entendió, así que le dije que lo sentía y jugamos a las cartas un poco más. Espero que me gane otra vez.


Hay un chico que vive dentro de mi pared.

¡Por fin le gané en un juego! ¡Me puse tan feliz! ¡No tuve que hacer trampa ni nada! Creo que soy muy buena en los juegos de cartas. Nunca me ha ganado y hemos jugado mucho. Se rió de mí cuando gané la primera vez, pero creo que fue una risa simpática. Dijo que lo sentía cuando le miré fijamente, así que creo que no quería ser grosero.


Hay un chico que vive dentro de mi pared.

Hoy empecé el instituto y le conté todo sobre mi primer día. Estaba muy interesado. Le dije lo asustada que estaba por el día siguiente porque no conocía a mucha gente allí - me dijo que deseaba poder ayudar y me dio un abrazo. Da buenos abrazos, cálidos y fuertes. Espero que nos volvamos a abrazar pronto.


Hay una chica que vive dentro de mi pared.

Hoy ella empezó el instituto, y no podía dejar de pensar en lo raro que debe ser. Esa misma noche me contó todo, cómo se sentía pequeña en una escuela tan grande y cómo nadie la conocía. Me sentía triste sabiendo que ella estaba triste - le di un abrazo. Ella es suave y cálida y me gusta abrazarla.


Hay una chica que vive dentro de mi pared.

Ella me dio algunos consejos para mi primer día de instituto hoy, y realmente me ayudaron. Le dije que su consejo me impedía entrar en pánico cuando no podía encontrar mi taquilla o cuando no tenía a nadie con quien sentarme a comer. Ella llevaba puesta su ropa de deporte cuando hablamos esa noche, pero aún así se veía bonita. Me invitó a su habitación por primera vez y nos sentamos en el suelo mientras hablábamos. Nos ayudamos mutuamente con nuestros deberes. Cuando la ayudé a obtener una respuesta correcta, sonrió. Fue bonito.


Hay un chico que vive dentro de mi pared.

No le dije lo asustada que estaba en mi segundo año. Hoy el comenzó el primer año y yo quería que estuviera lo más concentrado posible. Esa chica horrible del año pasado me robó mi ropa cuando me cambié para la clase de gimnasia - tuve que ir el resto del día con mi ropa de deporte. Me dijo que aún era hermosa. Lo invité a mi habitación e hicimos los deberes juntos.


Hay un chico que vive dentro de mi pared.

Esa horrible chica robó mi mochila y la puso en el baño. Hoy lloré en la escuela y cuando llegué a casa. Cuando se lo conté, parecía enfadado y me invitó a su habitación. Me dio un abrazo y me dijo que me ayudaría a superarlo. Me sentí segura en sus brazos. Me siento segura con él.


Hay una chica que vive dentro de mi pared.

Hoy me he enterado de que está siendo acosada. Nunca me había sentido tan furioso en toda mi vida. Quiero mantenerla a salvo. Quiero mantenerla feliz. Odio cuando está molesta. La abracé fuertemente y le dije que la ayudaría a lidiar con ello. Apoyé mi cabeza sobre la de ella. Su pelo es suave y huele a vainilla.


Hay una chica que vive dentro de mi pared.

Sabe a pintalabios de fresa.


Hay un chico que vive dentro de mi pared.

Sus labios son tiernos y su cabello grueso.


Hay un chico que vive dentro de mi pared.

Esta noche dormí en su cama.


Hay una chica que vive dentro de mi pared.

Su piel es suave y sus ojos son verdes y penetrantes. Cuando duerme es muy hermosa.


Hay una chica que vive dentro de mi pared.

Hoy, mi padre la vio volver a atravesar la pared.


Hay un chico que vive dentro de mi pared.

Su padre llamó a la policía.


Hay una chica que vive dentro de mi pared.

Parecía aún más asustada que antes, cuando no fue la policía la que vino.







Hay un chico que vivía dentro de mi pared.

Hay una fría barrera metálica donde solía verlo.


He dormido hasta tarde. Era sábado.


Hay un chico que vivía dentro de mi pared.

Esta vez no estaba cuando lloré.


El domingo es siempre el peor porque mi padre me hace ir a la Iglesia.


Hay un chico que vivía dentro de mi pared.

Ahora él ya no está

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License