Hub de la Comisaría Especial de Seguridad
Puntuación: +15+x

Orígenes y Dictadura Franquista

La Comisaría Especial de Seguridad (CES) fue formada en 1938 como una organización a partir de un cuerpo especializado de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS) y encuadrado como organización secreta del Servicio de Información del Alto Estado Mayor, con el nombre de campo "Segunda Bis." Posteriormente en el otoño de 1939 se oficializó como tal y empezó a actuar como el brazo militar ante lo anómalo y lo desconocido, siempre bajo un fuerte sesgo nacionalcatólico.

Inicialmente formada para responder frente a acciones de miembros del bando republicano, asesorados o entrenados por la División "P" de la GRU sin ayuda externa, lentamente la Comisaría extendió su rango de acción al resto de España y posteriormente, personal ocasional en Sáhara Occidental y Guinea Ecuatorial.

Bundesarchiv_Bild_121-1010%2C_Berlin-Lichterfelde%2C_Suner%2C_Himmler.jpg

Visita a Berlín de Serrano Suñer, acompañado de otros cargos españoles y Heinrich Himmler.

Tras acabar la Guerra Civil Española, la Comisaria tuvo una díficil triple tarea: proteger al resto del pueblo español de las relativamente pocas anomalías respecto a regiones como Sudamérica y Centroamérica, pero de naturaleza diversa, decidir cuales anomalías serían dignas y "puras"1 de ser utilizadas por los ejércitos de Mar, Tierra y Aire y la continua vigilancia ante la amenaza de grupos de interés extranjeros, ya sea de índole política como la División "P" de la GRU, anticlericales, como SAFIRO, grupos pararreligiosos que discrepaban con la visión nacionalcatólica de la Comisaria, como sectas que formarían la Iniciativa Horizonte y grupos preservadores de la normalidad, como la Fundación.

800px-J_mmue_210057_00001.jpg

Voluntarios de la División Azul, previamente asesorados por miembros de la Comisaría.

La década de 1940 fue un período difícil para la Comisaría, al igual que el resto de España. Siendo neófitos en el conocimiento de las anomalías, a su equipamiento obsoleto y desamparados por los bloques políticos restantes después de la Segunda Guerra Mundial, la Comisaría se vio obligada a mantener un perfil más bajo, centrándose en la investigación de anomalías en su posesión y desplegarse solo en casos de que se detecte una posible amenaza por parte de anomalías creadas o utilizadas por el maquis2.

La década de 1950 fue el período de esplendor de la Comisaría. A pesar del hambre generalizada, los esfuerzos conjuntos del gobierno y de la futura Fundación de Caridad Manna integrada como Auxilio Social ayudaron a paliar el hambre. La progresiva apertura al mundo debido a la Guerra Fría y la posición geográfica de España hizo que países como Estados Unidos la consideraran como un estratégico aliado con una fuerte posición anticomunista y experiencia contra la División "P" de la GRU y la Unión Soviética.

En cuanto a la economía, la Comisaría gozó de prestigio a pesar del estado de pobreza generalizado. Al considerárseles el artífice del fin del aislacionismo, buena parte de la partida presupuestaria militar era destinada a la Comisaría. Esto causó una expansión en sus operaciones, empezando a contener anomalías aisladas pero peligrosas.

Sin embargo a medida que España rompía el aislacionismo, también volvió a empezar a atraer Grupos de Interés y a la Fundación. A pesar de la construcción de las Bases Aéreas de Torrejón y de Zaragoza por parte del acuerdo entre Pentagrama y la Comisaría, la Comisaría insistió en construir Sedes en lugares aislados y modificar la topología del terreno en provincias como Teruel. Las futuras sectas de la Iniciativa Horizonte se empezaron a interesar por la Comisaría y SCP-ES-101, siendo rechazados pacíficamente por la Comisaría. Y rumores de una posible guerra cultural proveniente de grupos anticlericales franceses por materiales cinematográficos incautados en las cercanías del Valle del Bidasoa.

Por otra parte se cree que la ubicación de esas Sedes, una imposición de una "ley del silencio" por parte de la dictadura franquista y una presunta xenofobia entre la población general hizo infructuosos los intentos de infiltración de la Fundación.

La década de 1960 supuso el comienzo del cambio cultural de la Comisaría causado por la apertura al mundo moderno. Las relaciones con la emergente Iniciativa Horizonte se suavizaron, permitiendo el paso de miembros cristianos, se afianzaron los lazos con Pentagrama y un cambio cultural entre los miembros más jóvenes de la Comisaría, abriéndose una escisión aún minoritaria que duraría hasta su disolución en 1977.

Palomares_H-Bomb_Incident.jpg

Recuperación de la eigenarma H82RI y cargada en el USS Petrel.

En el 17/01/1966, un bombardero estratégico B-52 y un avión cisterna KC-135 colisionaron en una maniobra de reabastecimiento de combustible, provocando la caída de dos eingenarmas y dos bombas termonucleares no anómalas y la muerte de siete tripulantes. Dos de ellas, una eigenarma y una bomba no anómala sufrieron rupturas al caer en el Mar Mediterráneo y en tierra.

Pentagrama y la Comisaría, con la aprobación de este último, desinfectaron la zona principalmente de materiales anómalos en pos de la normalidad sobre la seguridad de la zona y su bienestar. Posteriormente se ejerció una masiva campaña de desinformación emitiendo imágenes del baño del Ministro de Información y Turismo Manuel Fraga y el embajador de Estados Unidos en España y enlace con Pentagrama, Angier Biddle Duke por el NO-DO3 y la cadena de televisión TVE.

Durante los últimos años del franquismo la división entre los sectores más aperturistas de la Comisaría liderados por Simón Sáez Roc y los sectores inmovilistas liderados por Luis Carrero Blanco se hizo evidente. A pesar de que estaban de acuerdo con limitar la influencia de Pentagrama en el territorio español, discrepaban profundamente en la continuidad de la propia Comisaría. Sáez Roc era partidario de establecer relaciones con la Fundación y en un futuro planear una absorción completa, destinando el dinero sobrante a otras despensas del Estado, mientras que Carrero Blanco defendía la centralización de la Comisaría en la figura del futuro rey Don Juan Carlos I de España.

Sin embargo, la segunda postura se debilitaría debido al asesinato del 20/12/1973 a Carrero Blanco por la banda terrorista ETA, a la Marcha Verde y a la inestabilidad generalizada antes y después de la muerte de Francisco Franco, propiciando así la firma del acuerdo Barnard-Sáez con la condición de la desintegración del Servicio de Información como tal.

Post-Transición

Progresivamente el personal de la Comisaría se integró en la estructura de la Fundación con éxito. Aunque en un principio se les permitió operar en sus Sedes, una serie de ataques durante la década de 1980 realizados por supuestos remanentes de la Comisaría y de la dictadura franquista que se habían opuesto a la absorción por la Fundación, obligó a trasladar al personal de la Comisaría al Área Internacional-08. Posteriormente se abrieron Caminos hacia las Sedes con anomalías difíciles de contener desde el Área Internacional-08 y los objetos de media y baja contención se trasladaron entre el Área Internacional-08, el Sitio-34 y el Sitio-313, según cada anomalía.

Actualmente se desconoce el paradero, objetivo, medios o personal pertenecientes al Grupo de Interés Comisaría Especial de Seguridad (GdI-134-A)4.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License