MAGNA PETICIÓN PARA AUTÓMATAS ORGÁNICOS DE BAJO COSTO CREADOS GENÉTICAMENTE DOTADOS DE IA PARA LABORES VARIAS
Puntuación: +2+x

MAGNA PETICIÓN PARA AUTÓMATAS ORGÁNICOS DE BAJO COSTO CREADOS GENÉTICAMENTE DOTADOS DE IA PARA LABORES VARIAS

PROBLEMA
En la era industrial moderna, hay muchas tareas que los seres humanos considerarían desagradables, repetitivas, degradantes y/o peligrosas para la salud, tales como tareas de custodia, minería y combate armado. Aunque el campo de la robótica ha sido elogiado como la solución a estas tareas, tomando el relevo de los seres humanos en tales situaciones, el grado en que la tecnología robótica ha evolucionado los ha hecho aptos sólo para tareas extremadamente repetitivas, como las faenas de manufactura en fábricas.

El principal problema a superar en el campo de la robótica es el de la inteligencia. Los robots modernos carecen del equipo y la sofisticación de programación para sentir y reaccionar a los cambios en su entorno, interactuar con seres humanos o incorporar retroalimentación detallada en sus programas más allá de los datos rudimentarios de los sensores; por lo tanto, se limitan a tareas repetitivas y exclusivamente industriales como la soldadura, la pintura por aspersión y la fundición a presión1.

Un robot con verdadera inteligencia artificial sería una revolución masiva en el mundo moderno. Sería capaz de resolver problemas complejos, tomar la iniciativa, trabajar e interactuar con seres humanos, responder a los cambios en su entorno, y aprender de él y de la respuesta a sus acciones para optimizar su programación e incrementar drásticamente su eficacia. Un robot inteligente tendría aplicaciones en todos los campos que requieren mano de obra, desde el militar hasta el agrícola y el medicinal. Reduciría drásticamente los costos de mano de obra al tiempo que aumentaría la productividad e incrementaría las ganancias en todas las industrias. Aunque Laboratorios Prometheus han hecho notables avances en el campo de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático con la Iniciativa de Inteligencia Natural Avanzada y el Proyecto Kapek, se estima que, a pesar de estar años por delante de todas las demás investigaciones en robótica que se llevan a cabo en todo el mundo, incluso la verdadera inteligencia artificial más rudimentaria de los Laboratorios Prometheus no se completará hasta por lo menos 1993.


SOLUCIÓN
En lugar de construir robots con inteligencia artificial, Laboratorios Prometheus los cultivará.

Proponemos la creación de organismos artificiales de tipo humano, genéticamente modificados, para llevar a cabo diversas formas de trabajo repetitivo y/o peligroso que requieren habilidades y decisiones de resolución de problemas, incapaces de ser ejecutadas por máquinas o que involucran interacción humana y compañerismo. Estas tareas podrían incluir tareas de limpieza en empresas y residencias, el cuidado y la asistencia a personas mayores y discapacitadas, o la lucha en un conflicto armado. Estos organismos serían más baratos de criar y usar que los humanos normales, carecerían de todas las tendencias no cooperativas de los trabajadores humanos y trabajarían sin quejas. Sin embargo, estas cualidades sugieren que los organismos son esclavos - un término arcaico para un sistema arcaico.

Los organismos serán etiquetados no como seres vivos sino como Autómatas Totalmente Naturales (ATNs) de Laboratorios Prometheus: robots orgánicos, totalmente naturales, de alta fiabilidad y bajo mantenimiento; algoritmos intrínsecos de aprendizaje de máquinas de alto nivel que les permiten mejorar su función basados en la retroalimentación del mundo real; capacidades de resolución de problemas a nivel humano, destreza y maniobrabilidad extremas; interfaces de usuario de lenguaje natural altamente avanzadas que les permiten hablar en cualquier idioma; inteligencia artificial avanzada que pasa las pruebas de Turing y que cuentan con un reconocimiento facial y medioambiental completo; funciones de auto-reparación e inmunidad total a la piratería; y cualidades respetuosas con el medio ambiente, como la biodegradabilidad.

La tecnología principal para la ingeniería de los ATNs se deriva del trabajo en el Proyecto Lilith2, específicamente el uso de retrovirus para alterar rápidamente el genoma de un cigoto y así alterar la composición genética de un organismo con un coste mínimo y una eficiencia máxima.

El cigoto humano básico del que se derivan los ATNs puede ser fácilmente fabricado usando el Gel Replicador de Laboratorios Prometheus y las células madre del Proyecto Samsara. Junto con la tecnología de la línea de ensamblaje microbiano del Proyecto Lilith, más de 250,000 cigotos humanos pueden ser cultivados y alterados por hora.

Emmerich, Serizawa, y Calvin3 desarrollaron técnicas para identificar, aislar y secuenciar genes de organismos que codifican rasgos individuales específicos, y fueron pioneros en las técnicas para codificar esos genes alterando el ADN no codificante "basura". La combinación de estas técnicas con los métodos de secuenciación retroviral permitirá la identificación rápida y efectiva de rasgos útiles que mejoran la resolución de problemas y las capacidades cognitivas en los ATNs junto con rasgos auxiliares como auto-reparación mejorada o velocidad de movimiento.

Desde que se ha demostrado empíricamente que la conciencia y la capacidad de resolución de problemas en los seres humanos dependen sólo de un cerebro que se desarrolla adecuadamente durante la gestación4, un corolario simple es que, el asegurar que el cerebro del ATN no esté sujeto a la ingeniería retroviral más allá de la eliminación estándar de los trastornos genéticos será suficiente para garantizar la capacidad de resolución de problemas a la par con el ser humano promedio.

La solución más sencilla y rentable para la programación de ATNs es utilizar la tecnología de la Interfaz Cerebro-Máquina de Realidad Aumentada (ICMRA) del Proyecto Delphi5. Los ICMRA pueden ser implantados in vitro en masa por centavos por chip, y cientos de ICMRA pueden ser controlados simultáneamente desde una computadora maestra tan pronto como el desarrollo prenatal haya terminado. Los ICMRA también puede programarse para generar simulaciones de RV con las que programar con seguridad los ATNs. Tales métodos de entrenamiento incluirían la activación de las vías de liberación de dopamina cuando los ATN obedecen ciertas órdenes, la estimulación de los nociceptores en caso de desobediencia y la enseñanza a los ATN para que respondan a estímulos negativos (tales como disparos de arma de fuego o puñaladas) de tal manera que puedan neutralizar la fuente del estímulo sin mostrar una respuesta negativa al estímulo en sí mismo.


MODELO DE NEGOCIO
Dado que los Autómatas Totalmente Naturales están diseñados para su uso en situaciones que involucran trabajo repetitivo o peligroso, interacciones humanas y capacidades de resolución de problemas, la demografía primaria de estos organismos será para la atención médica, aplicaciones militares, investigación y desarrollo corporativo, y mano de obra de bajo costo de propósito general.

Las residencias de ancianos, los hospitales o incluso los hogares acomodados comprarán ATNs para su uso en el cuidado personal humano, desde el cuidado de los niños hasta la limpieza de las cuñas y las mesas, pasando por la atención de las personas mayores que padecen enfermedades neurodegenerativas. La naturaleza de sus mejoras genéticas los hará naturalmente inafectados por la mayoría de los patógenos, haciéndolos perfectos para su uso en ambientes estériles. Los ATNs con CPUs de baja velocidad pueden utilizarse incluso como mascotas robot falsas que son fáciles de cuidar y a las que se les pueden enseñar varios trucos.

Las organizaciones militares que van desde el Ejército de Liberación Popular hasta la Coalición Oculta Global encontrarán que los ATNs son tropas bien entrenadas, totalmente leales, adaptables, maniobrables y prescindibles. Los ATNs serán de gran utilidad en diversas operaciones militares, desde el combate general, la exploración y la limpieza de zonas con trampas explosivas, la eliminación de artefactos explosivos, hasta la lucha contra entidades paranormales.

Puesto que los ATNs derivan gran parte de su herencia genética y anatómica de los humanos, pero no deben ser considerados como humanos, serán candidatos perfectos para aplicaciones de investigación y desarrollo tales como pruebas de cosméticos, pruebas de drogas y pruebas de armas. Organizaciones farmacéuticas y de contención como Sandoz AG y la Fundación SCP encontrarán que los ATNs son sujetos de prueba compatibles, fáciles de mantener, resistentes y genéticamente variados para su uso en las operaciones diarias.

La facilidad de manejo de los ATNs, junto con su bajo costo de mantenimiento, tolerancia para trabajos aburridos, peligrosos o difíciles, y su inigualable capacidad para resolver problemas, los hace perfectos para la mano de obra en cualquier entorno, desde la excavación de túneles ferroviarios hasta la extracción de minerales preciosos en las profundidades del subsuelo, pasando por la extinción de incendios en las plantas de energía nuclear.

Aunque el uso de Autómatas Totalmente Naturales tiene el potencial de desestabilizar las economías al dejar sin empleo a muchos trabajadores no cualificados, esto plantea una segunda opción lucrativa: se puede convencer a los gobiernos del mundo de que incentiven a los Laboratorios Prometheus para que limiten la escala de producción de los ATN, ya sea a través de contratos garantizados o de infusiones monetarias directas.


USO DEL FINANCIAMIENTO
Los Autómatas Totalmente Naturales pueden fabricarse en cualquier Laboratorio Prometheus con la capacidad de utilizar el Gel Replicador, reduciendo el costo promedio de fabricación de un ATN a $60 (asumiendo 20 kilogramos de Gel de Replicación por ATN). Las instalaciones de bioimpresión del Proyecto Lilith pueden ser reutilizadas. Esto limita el costo de construcción a $100,000 por instalación usando métodos de construcción de instalaciones estándar de FabRáp de Laboratorios Prometheus™, permitiendo que se construya una instalación cada 12 semanas.

Las técnicas de secuenciación genética utilizadas para aislar rasgos útiles sólo requieren equipo estándar utilizado para los proyectos de ingeniería genética tradicional, que costará aproximadamente 100.000 dólares.

Tomará aproximadamente 36 semanas cultivar el primer lote de ATNs para permitir el desarrollo ininterrumpido del cerebro. Serán necesarias otras 12 semanas para permitir que el entrenamiento ICMRA se lleve a cabo. Sin embargo, si las pruebas iniciales son exitosas, se pueden fabricar nuevos ATNs cada día, de modo que los ATNs pueden ser desplegados cada día tan pronto como hayan transcurrido cuarenta y ocho semanas desde la producción del primer lote.


PROBLEMAS CONOCIDOS
Como la base científica de este trabajo ya está bien documentada y es común tanto en instituciones de investigación marginales como en las principales, las únicas preocupaciones son la forma en que los usuarios humanos y los organismos laborales interactuarán entre sí. El problema principal con la adopción generalizada de los Autómatas Totalmente Naturales es que el público en general los percibe como cuasi-humanos, y no existe un precedente legal claro sobre cómo tratar con organismos cuasi-humanos. Naturalmente, se establecerán los paralelismos más estrechos con los seres humanos, lo que podría dar lugar a que los organismos laborales queden protegidos por los derechos humanos y, por lo tanto, a que se anule el propósito de su existencia.

La primera parte de la solución es una agresiva campaña de marketing y lobbying que se centra en la clasificación de todos los Autómatas Naturales como robots orgánicos y naturales a los que se les han dado características humanas y animales para hacerlos más familiares y fáciles de usar. Esta campaña también puede intentar cambiar la definición legal y operativa de robot para asegurar que los ATNs estén clasificados bajo esa nomenclauta.

La segunda parte de la solución es la ingeniería de características inhumanas claramente definidas para asegurar que los autómatas naturales no puedan ser confundidos con humanos y mejorar su función. Por ejemplo, la aplicación de las características de la abeja melífera europea (Apis mellifera) en un grupo de ATNs centrados en el ejército indicaría claramente que no son humanos, con la ventaja añadida de mejorar su computación en paralelo y su capacidad operativa simultánea. La pigmentación amarilla-negra de la piel indicaría además que no deben ser considerados humanos, mientras que la sustitución del cabello humano por pelo 'animal' enfatiza las cualidades emocionantes y amigables de los animales.

La segunda cuestión clave es que los algoritmos de aprendizaje de los ATNs podrían decidir que la desobediencia o el daño directo hacia sus usuarios mejoraría sus capacidades funcionales. Las ICMRA tienen sólo una tasa de éxito del 97,9%. Por lo tanto, la manera más fácil de probar la eficacia de la formación ICMRA y eliminar los ATNs que no funcionan correctamente sería desplegar ATNs programados en varias instalaciones de Laboratorios Prometheus y observar sus interacciones con el personal allí. Esta prueba preliminar tiene la ventaja adicional de reducir los costos de personal dentro de dichas instalaciones y, dada la naturaleza aislada de la mayoría de las instalaciones de Prometheus Labs, minimizar la posibilidad de que se produzca una fuga de un ATN sin escrúpulos. La vigilancia constante presente en la mayoría de los Laboratorios Prometheus asegurará que cualquier ATN en el que falle el acondicionamiento pueda ser rápidamente identificado y desechado antes de que pueda entrar en el mundo real.

Sin embargo, es posible que un ATN entrenado sufra daño cerebral en el campo y mal funcionamiento. Para evitar que los ATNs que funcionan mal escapen al medio silvestre y potencialmente perturben los ecosistemas locales, todos los ATNs serán esterilizados genéticamente durante el desarrollo fetal, incapaces de sobrevivir sin el consumo de los Suplementos Alimenticios Líquidos Mejorados de los Laboratorios Prometheus™ cada día (los Suplementos Alimenticios también pueden ser rebautizados como Combustible Autómata Natural de los Laboratorios Prometheus y vendidos con un margen de beneficio más alto), y su vida útil se limitará a 15 años, de modo que no puedan existir fuera de los ambientes humanos. El uso de los Suplementos Alimenticios y la limitación de la vida útil tiene el beneficio adicional de hacer que todos los clientes dependan de los Laboratorios Prometheus para el mantenimiento y reemplazo continuo de los ATNs, lo que mejora aún más los resultados finales.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License