Tedio
Puntuación: +3+x

El ██/██/████, se descubrió que el registro de pruebas de SCP-1733 había acumulado █████ visualizaciones más. Tras el descubrimiento, el vídeo estaba pasando por la que se estima es la reproducción █████. La mayor parte del vídeo mostraba el estadio lleno de múltiples cadáveres mutilados de muchas figuras presentes en reproducciones anteriores. En los últimos cinco minutos de la reproducción, un solo espectador empapado en sangre baja la cámara y la coloca en el suelo delante de él. La siguiente es una transcripción de su monólogo:

No me atreví a hacerlo, hombre. Simplemente no pude. Todos acordamos hace un tiempo que nos mataríamos de cualquier manera que pudiéramos, pero simplemente no puedo hacerlo. Estamos en un auténtico infierno, y yo sigo siendo demasiado cobarde para morir. Yo sólo… no puedo…

El hombre llora durante los siguientes veinte segundos.

Esto es todo lo que se me ocurre en este punto. Tratando de usar la cámara para llegar a alguien ahí fuera. Lo han intentado antes, lo han intentado tantas veces, y nunca ha funcionado pero… Sólo tengo que intentar algo. Hay cadáveres por todas partes, y esto es todo lo que se me ocurre. Es una cámara de televisión. Alguien tiene que estar ahí fuera. Productores o audiencia o… sólo alguien que pueda ayudar. Tengo que intentarlo.

Si… no… tú ahí fuera. Tienes que estar ahí fuera. Estamos atrapados. No sé cómo, y ciertamente no sé por qué, pero estamos atrapados. El juego se ha estado repitiendo durante… Dios, perdí la cuenta en los ████ cientos… Ha sido horrible. Era solo una sensación extraña al principio, pero ahora sé que las mismas horas exactas han estado sucediendo una y otra y otra y otra vez. Y no hay forma de salir.

Para la mayoría de nosotros, al menos. Creo que hubo algunos afortunados que se fueron en medio del primer juego para hacer… algo. No lo sé. Una vez que los locos religiosos se dieron cuenta de que ellos podían irse cuando nadie más podía, empezaron a torturarlos. Nunca dijeron una palabra antes de que recurrieran a golpear sus cabezas contra las paredes al principio de cada repetición.

Pero aparte de ellos, no tenemos ninguna manera de salir de este edificio. Ni siquiera estoy seguro de que siga existiendo un exterior. Estamos en el limbo, dando vueltas y vueltas y…

Varios segundos de respiración pesada, seguidos de risas nerviosas.

La mierda que hemos visto. Sólo se necesitaron unas pocas docenas de reproducciones antes de que empezaran a formar cultos. No tardaron mucho en sacrificar jugadores y niños en un intento desesperado por salir. Y a partir de ahí fue empeorando cada vez más y más. Hubo una guerra abierta una vez; al menos, trataron de tener una guerra. Lo dejaron cuando se dieron cuenta de que no tenía sentido si nadie se quedaba muerto. Algunos chicos probaron algunas cosas psicológicas en las cabezas de la gente que podía salir. Permanecieron catatónicos desde entonces. Hemos tenido incendios, electrocuciones, tiroteos - te sorprendería cuántos locos de mierda trajeron armas - cruzadas sagradas, canibalismo… incluso ese día cuando los locos religiosos intentaron ahogar a los bebés en el inodoro de reserva.

Pero simplemente sigue ocurriendo. Podemos cambiar la forma en que las cosas pasan todo lo que quieran, pero una vez que el temporizador se agota, unos minutos más tarde, todo se oscurece y estamos sentados justo donde empezamos. El tiempo entre las reproducciones varía. A veces tenemos que esperar unos minutos, a veces unas horas, a veces es casi tan rápido como puedes parpadear. Todo es relativo, por supuesto. Parece que no ha pasado nada de tiempo una vez que la reproducción comienza, pero puedes recordar un periodo negro vacío, como si ni siquiera existieras pero eres consciente de ello. Es realmente extraño.

Esa vez, esa gloriosa vez, nos fuimos por lo que parecieron ser años. Estaba listo para celebrar que finalmente habíamos salido. Entonces me di cuenta de que si podía celebrar, eso significaba que el juego había comenzado de nuevo. Pero solo imagínate: podríamos haber estado fuera para siempre, y todas las cosas que pasaron después de que empezaran a tratar de matar a los niños nunca hubieran pasado.

Pero… simplemente seguimos y seguimos. La violencia, el sexo, el odio, el miedo, todo estaba ahí, y seguía ocurriendo. Morí una buena cantidad de veces durante eso. Incluso me sacaron los pulmones en un intento de construir un gólem de algún tipo. Pero todo fue en vano. Me di cuenta bastante pronto de que no hay salida.

Y luego todos los demás también lo hicieron. Con cada reproduccion, tendríamos más gente que se uniría al pacto suicida. Saltarían del balcón, o tomarían las armas y se dispararían, o simplemente se golpearían la cabeza contra la pared hasta caer. Tendrías gente siendo arrastrada, gente resistiendo, unas cuantas bombas diseñadas para derribar el techo sobre nosotros, pero… a estas alturas ya conoces el procedimiento. Morimos, se reinicia.

Así que ahí es donde estamos ahora. Casi todo el mundo, excepto los niños más pequeños, han acordado suicidarse tan pronto como todo se reinicie. Se llevan a los más jóvenes con ellos. El tedio finalmente llegó a nosotros. Todos hemos hecho las peores cosas que una persona puede hacer, incluso yo. Me he hecho parecer una especie de caballero blanco mientras hacía esto, pero en realidad, también he hecho cosas horribles. Golpee brutalmente a un niño en uno de los pasillos por frustración y simplemente lo dejé allí. Tocamos fondo y seguimos hasta que caímos al vacío.

Eso es todo. Todos los demás aquí han perdido toda esperanza, y yo estoy casi al borde. Es sólo porque te tengo ahí fuera escuchando lo que me mantiene aquí, y créeme, no eres de mucha ayuda. Tengo la parte superior del torso de un niño a un metro de mí y la sangre se acerca cada vez más. Hay un zumbido en mis oídos y una voz en la parte posterior de mi cabeza que no deja de pensar en todas las formas que tengo de matarme. Pero mientras tenga a alguien ahí fuera, yo…

Oh, mierda, ¿a quién estoy engañando? No hay nadie ahí fuera. No lo ha habido desde el principio.

Treinta segundos de silencio.

Nunca fui un hombre muy religioso. Pero sí fui a la iglesia. Todos los domingos. Dijeron que suicidarse es la forma más rápida de ir al infierno. Tan bajo como puedas ir. Este lugar parece estar mucho más abajo que eso. Así que si me vuelo los sesos, tal vez tenga una oportunidad de salir de este lugar.

O tal vez sólo voy a despertar aquí de nuevo.

El hombre camina fuera de la cámara. Se oye el sonido de un arma siendo cargada, seguido brevemente por el clic del seguro siendo quitado. Fin de la cinta.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License