Fin

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: +1+x

No era como si no me sintiera culpable. Por supuesto que me sentí culpable. Pero un hombre tiene que hacer lo que un hombre tiene que hacer para mantenerse vivo a veces, e incluso mientras miraba el tanque que contenía al Sr. Pez, la pesca final de mi misión, todo lo que podía hacer era darle una mirada triste y alejarme. ¿Qué otra cosa podría haber hecho por el pobre tipo, sin arriesgar mi propio cuello?

La parte que realmente me enfermó de mí mismo fue la facilidad con la que lo hice. He hecho algunas cosas que la gente consideraría extremas, pero nunca he traicionado a nadie. Todo lo que tenía que hacer era poner algunas trampas, tal vez un pelotón de fusilamiento con algunos tranquilizantes y pum, todos estarian contenidos. Sí, como sea. Estoy seguro de que todos me odiaban antes de todos modos - desde lo que hice con Dulce, todo el mundo me quiere muerto.

Sin embargo, no fue tan difícil cuando la capturé esta vez. Allí estaba ella, caminando por el bosque, con un arma en la mano que parecía tan fuera de lugar en tan delicados dedos. Ella me estaba buscando. Salí de mi escondite y la observé. Seguía siendo tan hermosa como siempre, y no pude evitar sentirme un poco nervioso.

"Hola."

"Buenas tardes."

Y ella comenzó a apretar el gatillo. Pero nadie es más rápido que yo. Incluso cuando su primer disparo paso sobre mi cabeza, ella se desplomó. No estoy seguro de por qué me arriesgué así. Tal vez solo quería hablar con ella una vez más.

Me incliné y saqué el dardo de su cuello. Y luego me quedé allí por un momento, mirando por encima de su cuerpo decaído. Cuando la toqué, me dio escalofríos en la espalda. Incluso saqué mi cuchillo y lo sostuve a menos de una pulgada de su piel, considerando cortarla de nuevo. Pero no lo hice. Ya no actuó de esa manera. Y necesitaba dejar algunos viejos hábitos.

¿Fue realmente mi culpa hacer esto? No tenía elección. Quiero decir, fui discontinuado, y luego Rayas comenzó a perseguirme. Yo estoy en su lista y todo. Mi única forma de sobrevivir era unirme a los tipos que me protegerían sin importar el costo. Me ayudaron a atrapar a Rayas, así que supongo que les debía un favor después de eso. Un favor lo suficientemente grande como para que atrapen a todos los demás. Un favor lo suficientemente grande como para atrapar a todos los demás. Como el que estaba detrás de mí.

Caminé por el largo pasillo desde la cámara de contención hasta la oficina de mi nuevo jefe. Una verdadera mente maestra, si alguna vez hubo una, y siempre ha sido dedicado a su causa. Era realmente una causa tonta. "Asegurar, contener y proteger". ¿Qué clase de mierda era esa?

Abrí la puerta de su oficina.

"Lo atrapamos, jefe", le dije al hombre detrás del escritorio.

"Ah, buen trabajo", dijo el hombre.

"Supongo que me voy a marchar ahora". Asentí con la cabeza al hombre.

"Ah, no tan rápido. No podemos dejarte ir así." No puedo decir que no esperaba eso. Sin embargo, había otras formas de salir.

"He hecho mi trabajo." Me importaba una mierda lo mucho que quisieran estudiarme, iba a irme.

"Ah, sí, pero tú también eres un objeto SCP."

"Jefe, por favor." Puse una mirada de desesperación en mi cara. Esperando el momento oportuno.

"Escucha, nos has ayudado, tendrás tu propio mobiliario y tu celda con el mejor servicio." el hombre se acercó a mí mientras hablaba. Bien. Agarre mi cuchillo con fuerza.

"Jefe, te lo estoy pidiendo desde el fondo de mi corazón." Empecé a sacar mi cuchillo, listo para colocarlo en su garganta.

Vi un destello en movimiento hacia mi muslo, seguido de un dolor repentino. Miré hacia abajo para ver una aguja clavada. Un tipo rápido. Más rápido que yo. No pensaba que nadie fuera más rápido.

Tropecé y me derrumbé contra la puerta. El hombre me miró mientras cerraba los ojos y perdía el conocimiento.

"Dulces sueños, Sr. Redd."

Anterior: 16. Sr. Pez por Dexanote

Siguiente: Epilogo por Anaxagoras

Volver al Hub

Feliz Cumpleaños iamtycho

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License