Carroll #188: Géminis
Puntuación: +2+x

ARCHIVO ARSI: Grupo de Interés [EXTINTO]
GDI-001: Espíritu de Chicago

ARCHIVO CREADO: c. 1923
ÚLTIMA REVISIÓN HECHA POR EL GDI: Octubre 1925
ARCHIVO RECUPERADO: Julio 1936
[TEXTO REPRODUCIDO DEBAJO]1

{Carroll 188: Géminis}

gemini.jpg

Carroll 188: Victor y Vincent Lee, en ese entonces cuando aún estaban unidos.


{DONDE LOS GUARDAMOS}


Víctor vive en una pequeña casa de seguridad entre la Avenida 36th y 4th en Chicago. Si quieres entrar sin ser acribillado por sus guardaespaldas, necesitarás la contraseña. Es "una gota de sol". Deben dejarte entrar y usar a Victor como lo necesites.

Vincent está escondido en el sótano de una pequeña casa de ladrillos rojos en la esquina de Washington Ave y Wilson St, en New York. La contraseña para su uso es "Una salpicadura de luna". Usamos el piso superior como punto de partida para las operaciones de New York, así que sea discreto.

ACTUALIZACIÓN: Quemamos lo que quedaba de Victor y lo tiramos al lago. Todavía tenemos una recompensa abierta sobre la cabeza de Vincent, pero no creo que nadie vaya a aceptarla.


{QUIENES SABEN SOBRE ELLOS}


Si estás leyendo este archivo, Chappell ya ha decidido que eres lo suficientemente importante como para saberlo. Además de los guardaespaldas de los gemelos, solo un puñado de personas conocen su existencia. Todos los demás están bien sin saber de dónde vienen sus balas, sus medicamentos y sus órdenes, siempre y cuando los obtengan.

Sus guardaespaldas son cuidadosamente seleccionados de nuestros candidatos más leales. Este Carroll es parte integral de nuestras expansiones a New York, y no podemos permitirnos perderlos.

ACTUALIZACIÓN: Las órdenes siguen en pie. No dejamos que nadie que no esté en estao descubra esta mierda. No sabemos con certeza quién se hablo, pero estaría dispuesto a apostar que fue el mismo Vincent, el muy ingrato.

image.jpg

Lo que queda del lugar de Victor.


{COMO TRABAJAMOS CON ELLOS}


Chappell siempre fue un fanático de los circos. O eso dice él.

Pero ya sea que los disfrutara o no, el hecho es que en la noche del 15 de Junio, Chappell asistió al único espectáculo de Chicago del Circo de los Inquietante de Herman Fuller. Cuando regresó, lo llamó una triste colección de fenomenos y magos. Pero notó un par que eran diferentes. Dos monstruos del circo, gemelos. Los Legendarios Hermanos Lee, es como se llamaba su acto. Aparentemente, solían ser unoa siamés, unidos en la cadera y todo eso. Se separaron por una cirugía experimental. Los magos, el par de ellos, pueden "transferir objetos entre ellos usando las magias perdidas." Todo lo que uno tragaba, el otro lo podría toser, no importa lo lejos que esté. Suena como una completa estupidez, pero es cierto.

En cualquier caso, después del espectáculo, uno de ellos apareció detrás de él, se acercó a él en las gradas y le quitó el reloj de bolsillo de los pantalones. Chappell, siendo criado en las calles y otras cosas, conocia a un carterista cuando sentia a uno y agarró al delincuente. El chico estaba a medio camino de tragar el reloj de bolsillo y su hermano estaba a medio camino de sacarlo de su garganta. Eran una oportunidad, y Chappell trataba con oportunidades. Herman Fuller tiene cierta reputación por la forma en que trata a las personas que abandonan su pequeña locura, pero el Espíritu podría proporcionar la protección que necesitarían.

Tenian unos nombres extraños de chinos, pero los llamamos Vincent y Victor.

ACTUALIZACION: El bastardo estúpido no sabe qué clase de enemigo ha hecho. No respondes a la hospitalidad de alguien tratando de matarlos, mucho menos al líder del Espíritu. Victor será el afortunado cuando sepamos dónde está Vincent y lo arrojemos en la mazmorra.

{COMO LOS USAMOS}


Los hermanos han estado en uso ligero desde que llegaron a nuestro cuidado. Pero desde que comenzó la Operación Imperio, han estado trabajando horas extras. Enviamos un convoy a New York para encubrirnos con Vincent y usamos a los dos para transmitir órdenes. Los federales han estado vigilando a nuestros hombres, y Chappell está preocupado por las intervenciones telefónicas. Mas no pueden escuchar la garganta de un hombre. Simplemente enrolle el mensaje en uno de los pequeños recipientes de plástico y entréguelo a cualquiera con quien esté. Ellos haran su magia.

ACTUALIZACIÓN: Asegurarse de que Vincent sufra es importante, pero no lo suficiente como para participar en una guerra total con los Federales por el. Obtendrá su merecido pronto. Pero por ahora, enviaremos mensajes usando corredores y telégrafos, como siempre lo hemos hecho, y funcionará, porque siempre lo ha hecho.


PREFACIO: Los siguientes documentos fueron recuperados con el documento original. Debido a su tema asociado, se han incluido con este archivo.

Desde el Escritorio de Richard Chappell

Vincent,

Por muy molesto que sea, no podemos arriesgarnos a tenerte aquí. Los Federales están respirando en mi espalda y no me sorprendería si los Trajes se arrastraran por mis callejones de basura. Además, harás un mejor trabajo ayudándonos a transmitir mensajes y tomando el control. El comercio de bebidas alcohólicas se está reduciendo y nuestro crecimiento se ha desacelerado. Boston y New York son lugares infestados de delitos, pero no por nuestra marca en particular. Si tus guardaespaldas te siguen molestando, dímelo. Voy a pedir a Palazzio que los enderezca.

Chappell,

Su incursión en la ciudad de New York nos está costando. Este pequeño puesto de avanzada está constantemente bajo amenaza. Estamos bastante seguros de que los Irrealistas tienen mafiosos acechando las calles, y descubrimos un cuchillo ensangrentado en un umbral justo ayer. Esto es más que peligroso, es suicida. Es solo una cuestión de tiempo antes de que una de las Familias intente deshacerse de nosotros, y no estoy seguro de que podamos detenerlos. Mathers está haciendo todo lo posible, pero no puede protegernos a todos. Exijo que termines este intento temerario.

-Vincent

Desde el Escritorio de Richard Chappell

Vincent,

Me gustas tu y tu hermano. Eres leal, y eres activo. No me gustas lo suficiente como para excusar la sedición. El Espíritu se está expandiendo, y tengo la intención de estar a la vanguardia de la ola de grupos que usan Carrolls con fines de lucro. Nadie me ha ordenado desde que tenía nueve años, y encontraron a ese niño en el fondo del río de Chicago. No tengo la intención de que eso cambie. Te vas a quedar en New York y vas a hacer tu maldito trabajo. Recuerda, después de todo, eres un Carroll y tu contrato no ha cambiado. No hagas ninguna estupidez, y las Familias no deberían ir tras de ti. No hasta que hagamos un trato. Cállate, siéntate en tu habitación y dale un mensaje de vez en cuando. No es un deber difícil, Vincent.

Chappell,

Lo siento, pero no puedo quedarme más tiempo parado. No tengo ningún amor en mi corazón por las personas que no están al tanto, pero ¿tus propios hombres, Chappell? Los estás tirando a un molino de carne, y lo sabes. Solo han pasado dos meses desde que comenzó esta operación y, sin embargo, ya hemos perdido casi una docena de hombres. Las armas no pueden resolverlo todo, incluso si las armas son armas que ningún hombre debió tocar. Te lo ruego, reconsidera.

Mientras escribo esto, Mathers se acuesta en un catre en la habitación contigua. Se está muriendo, Chappell. Una bala disparada desde un matón de Bonanno le atravesó el estómago. No se espera que viva antes de que termine el día. Estas son las vidas que terminas en busca de ganancias que no necesitamos. El Espíritu ya es la pandilla más fuerte y poderosa de los Estados Unidos. Los Sindicatos de Europa son los únicos que pueden igualarnos. No necesitamos desperdiciar a hombres que pueden usarse mejor en otros lugares a que intenten entrar en una ciudadela fortificada de la Reserva Federal.

-Vincent

Chappell,

Nunca respondiste a mi última carta. Dado el hecho de que todavía estamos aquí, puedo ver que has decidido ignorarme. Pero esa no es mi preocupación en este momento. Antes, me pediste que te dijera si los hombres eran crueles conmigo. A pesar de nuestro desacuerdo, espero que me permita esta generosidad. Anoche, un par de hombres me arrancaron de la cama. Me golpearon con las botellas que robaron de los envíos. Incluso mientras compongo esto, puedo sentir fragmentos de vidrio cavando en mi piel. Podía oler el whisky en su aliento. No deseo hablar de ello más de lo que debo, pero basta con decir que no hice nada para merecer esto. Te ruego que actúes, incluso si es la última amabilidad que me permites.

-Vincent

Desde el Escritorio de Richard Chappell

Vincent,

No seas ingenuo, niño. Nada que hagan mis hombres se hace sin mi permiso. Eso fue mi respuesta. Esperemos que hayas aprendido tu lección y podamos volver a ser viejos amigos felices. El Espíritu realmente los valora a ambos, ¿lo sabes verdad?

ACTUALIZACIÓN: Dos días después de ese último mensaje, dejamos de recibir comunicaciones de la casa de New York. Enviamos a un equipo para investigar, pero tardarían un poco en llegar y regresar. Recibimos la noticia a través de una llamada telefónica de New York. La casa había sido saqueada, cuerpos por todas partes, del UIU y el Espíritu por igual. Vincent se había ido. Chappell decidió tomar el asunto en sus propias manos y fue a la casa del único hombre que mejor conocía a Vincent. Victor juro por la vida de su madre que no tenía ni idea de dónde estaba Vincent. TOmando en cuenta la mierda que le hicieron pasar, no creo que él estuviera mintiendo.

Aunque realmente no importa. Víctor miró a Chappell y vomitó una barra de dinamita encendida en sus zapatos. Jodido milagro que Chappell no fue arrojado por la ventana, pero no creo que el Espiritu Santo tenga nada que ver con eso. Lo tuvimos en el hospital por un par de días de todos modos, su piel estaba toda quemada. Recibió un telegrama durante esos días. Al parecer, los miembros de New York encontraron a dos agentes hurgando en la casa de New York. Nuestros muchachos se aseguraron de que ya no estuvieran hurgando, pero interrogaron a uno de ellos antes de que se desangrara. Todo lo que sacó fue "Uno de tus muchachos nos avisó, el asiático."

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License