Tráiganme Carne
Puntuación: +2+x

bringmeflesh.png

Navidad.




Esperado todo el año.

¡Esperado todo el AÑO!

Es hora de partir. ¡Oh oh oh! ¡Navidad ha llegado! ¡Aquí viene la diversión!

Escoge la casa. Cualquier casa. ¿Quién será el afortunado? Escurridizo, escurridizo ahora. No hay que hacer ruido. Aguanta el fervor navideño. Empújalo hasta el fondo de la barriga. No lo dejes salir. No hasta el momento adecuado. ¿Qué casa? Cualquier casa. Esta casa. Afortunado, ¡qué afortunado!

¿Todos dormidos? ¡Todos dormidos! Sí, esta casa es la casa correcta. Santa siempre sabe cuál es la casa correcta. Santa sabe dónde duermen los niños. Santa siempre lo sabe.

Sube las escaleras. (Escurridizo, escurridizo.)

A lo largo del piso. (Oh tan tranquilo).

Al lado de la cama. (¡Niño afortunada!)

¿Broma Navideña? Broma Navideña estaría bien. Santa tira de la manta. Tiene caricaturas. A Santa le gusta. Sorbe, sorbe la manta. El niño se agita. ¿Dónde está la manta? Esta broma Navideña es muy divertida. Pero no hay que reírse.

Ahora viene la sorpresa. Hay que ser rápido. ¡Rápido, rápido! ¡Quieto, niño! (Es una broma Navideña: el niño no puede moverse porque Santa es muy fuerte (pero también gentil)). Las gargantas de los niños y niñas son suaves y Santa debe ser cuidadoso. Con cuidado, y cuidadosamente, Santa desliza su bastón mágico de caramelo dentro para apagar las partes gritonas de la garganta. Sólo un pequeño tirón y… ¡Snap! hace la cuerda de los gritos. Pero en silencio. Hay que ser silencioso. No se debe arruinar la sorpresa para los otros niños. Atado, atado, envuelto, envuelto. ¡¡¡Próximo niño!!!

Al final del pasillo. (¡Mareo navideño!)

Pasando el perro. (Sorber, sorber.)

En el techo. (Santa Listo).

El siguiente niño juega a la pelota. Trofeos brillantes. Tal vez niño es… ¿famoso? ¡Famoso! Un niño famoso hace los mareos navideños demasiado grandes para la barriga de Santa, y Santa derrama su Navidad. ¡Pero, silenciosamente! Snap, snap, envolver envolver. Sólo un poco de Navidad extra en la cama. Niño afortunado. Afortunado, niño famoso.

Los niños grandes vienen al final. Dos niños grandes. ¿Por qué en las casas hay dos niños grandes en una cama grande? Misterio Navideño. Oh, bueno. ¿Ambos a la vez? Sí. Santa es impaciente. Hay mucha Navidad por hacer.

¡PERO! ¿Son todos los niños? ¿En serio todos? Hay… ¿un niño escurridizo? ¿Niño listo? ¿Pequeño niño divertido que busca un escondite por Navidad? Santa escucha en busca de respiración oculta.

¿Abajo en el sótano? (No, no.)

¿Arriba en el ático? (Nada más que polvo.)

¿En la parte de atrás del armario detrás de los grandes abrigos? (…)


(…)




(…)








(…)













¡¡¡TE ENCONTRÉ!!!



Santa sabía todo el tiempo. Era una broma Navideña. (Santa tiene muy buen oído.)

Ahora todos los niños están reunidos para la diversión navideña. Santa alcanza su saco mágico (¡secreto!) y saca… ¡Luces de Navidad! Cuerdas y cuerdas y cuerdas. ¡Hora de decorar! Tan festivo. Tan divertido. Las luces entran y salen. Entran y salen. Cruzado y atravesado y apretado, apretado, apretado. Aunque un niño no es decorado. ¡No estés triste, niño! Tienes el mejor regalo de todos. ¡Pero primero! Conecta las luces.

Los niños brillan intensamente. Brillan por dentro y por fuera y por todas partes. Brillan como un leño de yule en un fuego Navideño. Bonito. Tan bonito. Diversión navideña.

Santa los cuelga afuera para que todos puedan ver. Hay mucho jugo Navideño que se va a desperdicia, así que Santa lo usa para escribir "¡FELIZ NAVIDAD!" extra grande por la casa. (Al menos Santa lo intenta. El Polo Norte no tiene escuelas ni maestros para Santa, pero Santa hace su mejor esfuerzo). Listo. Así está mejor.

Santa se toma un momento para apreciar su trabajo.



Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh.



Buen trabajo, Santa.

¡Oh, sí! El niño. El niño va en el saco mágico (¡secreto!) de Santa con todos los demás niños y niñas buenos. Los niños del saco reciben el mejor mejor mejor regalo de Navidad: ¡vivir con Santa en el Polo Norte como sus buenos elfos de taller para siempre y por siempre! (O hasta que los elfos necesiten ser reciclados. (Santa no está dirigiendo una organización benéfica. (Santa también tiene hambre.))

Bien. Hora de irse. ¡Pero todavía no! Santa no puede resistirse a mirar. Escoge un árbol. Cualquier árbol. Arriba, arriba. Escurridizo, escurridizo. No debe ser visto.

¡Santa mira hacia abajo a todos los niños y niñas buenos que se han reunido de todas partes para disfrutar de la exposición de Santa! Santa ama a todos los niños pequeños. Santa ama las luces giratorias de sus divertidos autos. Y sus divertidas armas. A veces le disparan a Santa como una broma Navideña. Qué niños y niñas tan buenos.

Todos los niños son buenos niños y niñas, de verdad. No hay niños traviesos a los ojos de Santa. Santa es amable. Santa es indulgente. Todos los niños se merecen la Navidad. Y todos los niños la tendrán.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License