Cocido, Revuelto, y Frito
Puntuación: +6+x

SCP-049 estaba enfermo. Por primera vez en su estancia en la Fundación, había algo claramente mal con él. A través de las cámaras de seguridad, se le había observado sosteniendo su estómago y gimiendo, cojeando alrededor de su celda y deteniéndose ocasionalmente para acostarse. El personal médico no sabía qué pensar. No había nada notablemente malo en el doctor de la plaga, excepto los extraños dolores de estómago. No ayudaba que no hubiera forma de acceder a su cuerpo debajo de todas sus túnicas de piel. SCP-049 fue llevado a la estación médica para un examen adecuado. Su cuidador era el Doctor Richard Omel, especialista en el cuidado de anomalías humanoides.

"Por favor, le ruego doctor, déjeme en paz. Puedo asegurarle que soy lo suficientemente fuerte para soportar el dolor." SCP-049 luchó contra sus ataduras mientras el Doctor Omel lo examinaba.

"Hombre, ¿qué te pasó, 049? Esto es extraño." Omel sintió un bulto en el estómago de SCP-049 cuando tocó al doctor con su mano enguantada. ¿Distensión abdominal, tal vez? La respiración de SCP-049 se hizo dificultosa mientras hablaba.

"Estaré bien. Esto me ha pasado antes, y prometo que no es una enfermedad".

"Entonces, ¿sabes lo que está pasando? ¿Por qué no nos lo dijiste?" El Doctor Omel dejó de tocarlo.

"No pensé que me creería, así que no dije nada. Doctor… estoy embarazado."

"¡¿Tú qué?!"

"Lo siento, pero no puedo explicarlo. Por favor, déjeme volver a mi celda. Necesito hacer los preparativos adecuados".

"¿Cómo puedes estar embarazado? ¡No te hemos perdido de vista en meses!" SCP-049 se tensó y comenzó a respirar fuertemente. Parecía que tenía un dolor intenso. "049, ¿estás bien?"

"No te preocupes por mí. Esto sólo tomará un minuto." El Doctor Omel salió corriendo de la habitación para traer a más miembros del personal médico. SCP-049 continuó forcejeando y jadeando de dolor, hasta que se estremeció y soltó un grito. El Doctor Omel y los demás volvieron justo a tiempo para ver un huevo blanco nacarado salir de debajo de sus ropas. SCP-049 se recuperó rápidamente y habló.

"Doctor, ¿podría por favor liberarme de estos grilletes? Necesito atender el huevo. Morirá sin mi cuidado". El Doctor Omel estaba tan sorprendido que accedió. SCP-049 estiró suavemente la mano para recoger el huevo, y lo acunó en sus brazos.

"Tendremos que presentar un informe sobre esto inmediatamente", respiró uno de los médicos. "Esto no ha sucedido nunca antes." SCP-049 sacudió lentamente el huevo de un lado a otro.


La Fundación amablemente permitió a SCP-049 mantener y criar el huevo con fines de investigación. Durante los últimos cinco días, había dedicado toda su energía al cuidado del huevo. Había pedido tela y papel, que la Fundación le concedió, y de esos materiales hizo un nido en la esquina de su celda. El huevo estaba contenido de forma segura dentro del suave nido, y 049 se sentó sobre él para mantenerlo caliente. Muchos científicos informaron de que escucharon suaves ruidos de cacareo en los altavoces de la sala de observación.

El Doctor Omel estaba de pie en la sala de observación, habiendo venido a escribir un informe sobre SCP-049 después de que el evento hubiera tenido lugar. Parecía saludable, y el huevo estaba en buenas condiciones. Aún así, todo esto era muy extraño. SCP-049 ciertamente tenía una apariencia de ave, pero ¿significaba eso que era realmente un ave? El Doctor Omel tuvo que confrontar a 049 cuando empezó a picotear suavemente el huevo.

"049, ¿podría explicarme qué es exactamente lo que está tratando de hacer?" La voz del Doctor Omel crepitó a través de los altavoces de la celda de 049.

"¿Qué hay que explicar? Estaba buscando signos de vida dentro del huevo, los cuales encontré." SCP-049 se levantó, devolvió el huevo a su nido, y se sentó encima de él otra vez.

"¿Eres un ave?"

"¿Qué?"

"Pregunté si eres un ave. Es sólo que… no es normal que algo humanoide como tú ponga un huevo".

SCP-049 lo pensó por un momento. "No, hasta donde yo sé, nunca he sido un ave. Sin embargo, producir huevos es algo natural para mí."

"Entonces, ¿qué tan a menudo te pasa esto?"

"Es difícil seguir la pista del tiempo, pero creo que no ha sucedido durante décadas."

"Oh, ya veo". El Doctor Omel no podía creer que estaba escribiendo todo esto en un informe oficial. SCP-049 comenzó a tararear para sí mismo mientras se mecía de un lado a otro del nido.


Diez días después de que el huevo hubiera emergido, la celda de SCP-049 se llenó de investigadores sosteniendo cámaras y tomando notas. Un escudo de vidrio atravesaba la mitad de la habitación, manteniéndolos a salvo en caso de que 049 hiciera un movimiento, y múltiples guardias estaban a la espera. Hoy era un gran día. ¡Lo que sea que estaba dentro del huevo iba a eclosionar! SCP-049 se mantuvo protector sobre el nido mientras los investigadores se susurraban unos a otros al otro lado de la habitación.

El huevo se agitaba mientras una grieta en el centro se hacía cada vez más grande. Finalmente, algo comenzó a abrirse paso. Un pico blanco se liberó de la cáscara, y luego la criatura en el interior se liberó con sus brazos. Era… otro doctor de la plaga. Era pequeño, y se veía un poco raro en comparación con su padre. SCP-049 soltó un jadeo de emoción y tomó al pequeño doctor, abrazándolo en sus brazos.

"¿Deberíamos… deberíamos hacer algo al respecto?" Tan pronto como la emoción llegó a su clímax, los médicos de la sala se dieron cuenta de que acababan de presenciar el nacimiento de una nueva anomalía de la que no sabían nada. ¿Por qué… llevaba un sombrero? ¿Por qué olía como un jardín? El Doctor Omel fue el primero en dar un paso adelante con cautela.

"049, ¿podría por favor dejar esa… cosa? Sé que debes estar emocionado, pero tenemos que observarlo, y…" El Doctor Omel comenzó a acercarse a 049, pero retrocedió cuando el pequeño doctor de la plaga en sus brazos se giró y golpeó su mano con un palo.

"¡No toques al doctor!" El pequeño doctor saltó de los brazos de SCP-049 y salió rápidamente de la celda antes de que nadie pudiera reaccionar. Mientras sonaban las alarmas de brecha en la contención, SCP-049 se secó una lágrima de alegría de uno de sus ojos.

"Él… es la cura".

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License