4. Sr. Mentira

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: +2+x

Odio la cárcel ¿Sabes cuántas veces he estado en la cárcel desde que empecé este viaje? 12. Por supuesto, siempre salgo eventualmente cuando no hay evidencia, pero carajo, realmente apesta. En serio, incluso sin el miedo inculcado a dejar caer el jabón, las raciones son estrictas y los guardias siempre me golpean. Ellos siempre dicen que los miro raro.

Hoy caminaba por la calle y me detuvieron dos policías. Me llevaron a una fila donde el testigo tuvo que reconocer al sospechoso. El sospechoso fue descrito como un hombre asiático de 6'2". Soy un hombre caucásico de 5'4". Y claro, siendo el personaje sospechoso que soy, fui elegido. Ni siquiera sé cómo quitarle el seguro a un arma, mucho menos disparar a alguien.

Incluso en aquellos tiempos, todos los Señores desconfiaban de mí. Una vez, estaba llevando un pelador a la cocina y el Sr. Cebolla salió corriendo y comenzó a llorar en una esquina. Traté de calmar sus miedos, pero en lugar de eso me golpeó ferozmente. Dijo que lo estaba hostigando. Todo lo que hice fue preguntarle si estaba bien.

Redd era el único que confiaba en mí. "Mentira, me gustan tus chuletas", me dijo una vez. Con suerte, algún día volveré a ver a Redd. Escuché que él podría estar donde vamos. Por supuesto, no pude saber mucho más, por qué una vez que tuvieron la oportunidad, todos corrieron lo más rápido que pudieron.

Un niño hizo eso una vez cuando me vio en la calle. Lo saludé con la mano y él lo interpreto como una señal a un grupo escondido de francotiradores. No hace falta decir que al minuto siguiente fui tacleado por su padre, que pensaba que yo era un abusador de niños. ¿Qué es lo que dejan ver los niños hoy en día que les da estas ideas?

Recuerdo que una vez vi una película en una tienda en la que un tipo disparaba a francotiradores. Por supuesto, una vez que los empleados de la tienda me vieron, llamaron a la policía. Uno incluso decidió que era hora de derribarme siendo el cinturón negro en Ti Kwan Doe. Caí como un saco de ladrillos.

Dios, me duelen los pies. Debería ver si un refugio para personas sin hogar me permitiría quedarme por la noche. Aunque, la última vez que lo intenté pensaron que era un traficante de drogas. Incluso me revisaron varias veces. Uno de ellos incluso hizo un registro de cavidades.

Tal vez duerma afuera esta noche.

Anterior: 3. Sr. Dinero por Tanhony

Siguiente: Sr. Loco por The Deadly Moose

Volver al Hub

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License